jueves, 23 de octubre de 2014

ECLIPSE PARCIAL DE SOL, EN EL ARRANQUE MISMO DE ESCORPIO

Jueves 23 de octubre 2014, a las 18:45 hora argentina (21:45 UT)
En el grado 0:25 de Escorpio .


" ...cuando la luz se detiene expande la conciencia del vacío.
el recuerdo de la ceguera. la visión del olvido. 

ojo abierto hacia la tierra oscura. 

caos en detención. milagro eclipse. no soy. no soy. 
ausencia que preanuncia el infinito."


Cuando la poesía esencializa el sentido. 
Eclipse de Sol, en las bellas palabras de Clodet García... 
---------------------------------------------------------------------------------

Como todo Eclipse de Sol ocurre durante una Luna Nueva: la Luna y el Sol estarán en el mismo grado. Pero se suma esta vez un gran dato: también Venus estará "ahí", pegada a los dos luminares.


¿PUEDEN LOS ECLIPSES SER INTERPRETADOS A NUEVO? O QUIZÁ SE TRATE DE LEER LO QUE DESDE SIEMPRE VINIERON A DECIRNOS.

PROPONGO QUE "INVOCAR PARA CONVOCAR", SOBRE TODO HACIÉNDOLO EN COMUNIDAD, ACTUALIZA ESTE RITUAL MILENARIO Y LO TRASVASA A LA ERA DE ACUARIO.

TAMBIÉN PROPONGO QUE, SI LA VIDA NECESITARA DE ESTAS INVOCACIONES CONVOCANTES NUESTRAS, SEGURAMENTE NOS DARÁ A LEER INDICIOS. Y SI NO LAS NECESITARA ... ESTAS LECTURAS QUEDARÁN COMO TESTIMONIOS INOFENSIVOS PERO BIEN INTENCIONADOS.
---------------------------------

Este eclipse parcial de sol se verá en México y algunas zonas de los EE UU (Alabama, Illinois, Iowa, Oklahoma y Wisconsin, en particular). Cuando los eclipses de sol son totales, la Luna se posiciona totalmente frente al Sol. En los parciales, como en este caso, la Luna deja una fracción del astro al descubierto.(1)

O sea que será visible en el hemisferio norte y no en el nuestro. Pero apostamos que resulta perceptible a nuestra interioridad y que genera impacto en ella, aún si no estuviéramos atentos a su manifestación.

Para que haya Eclipse de Sol, tiene que haber Luna Nueva. Para que haya Eclipse de Luna tenemos que estar en una noche de Luna Llena. Claro que no todos los meses hay eclipses. Tienen lugar dos veces por año y vienen así, en tandem, separados por 15 días (con las excepciones del caso). Su ritmo y orden de manifestación es algo maravilloso para investigar y/o vivir, lo que en la astrología de tradición organicista y/o esotérica es equivalente.

----------------------------------------------------
EL MOMENTO EXACTO DEL ECLIPSE, VISTO DESDE BUENOS AIRES, PRESENTA ESTE CONJUNTO DE DISTANCIAS PLANETARIAS. SU GRAN PARTICULARIDAD ES QUE VIENE CON VENUS DE INVITADA


Durante algunos minutos previos y otros posteriores a las 18:45 hora argentina (12:46 UT) podemos meditar en el silencio y el vacío de la mente, quedando lo más en blanco que podamos. Si existieran residuos emocionales que impidieran el reencendido consciente de la fuente solar que nos alimenta, ojalá estas invocaciones colaboren con la limpieza, nuestra y de quienes lo necesiten. 

Sentimos también la necesidad de relacionar estas invocaciones con una interpretación astrológica positiva, blanca, luminosa, que salga del corazón, pero que a la vez sea el intento de una lectura lo más rigurosa posible. Que no sea un invento o un producto new age infantil; que se pueda sostener desde el rigor de la simbolización y que se la pueda mostrar como plausible.

Si interpretamos con apertura qué rol juegan la Luna y el Sol en todo eclipse, quizá podamos invocar esa energía desde el corazón y la mente de cada uno, así como desde el corazón y la mente de cada grupo, país o el planeta entero, para que esa síntesis potencie nuestra vibración invocatoria. Intentemos que salga desde el cardíaco y la coronilla y no desde el plexo. Desde el ser y no como un deseo meramente eufórico o hechizante de nuestras personalidades.

Invoquemos entonces para que, individuo a individuo y desde la solaridad de cada uno, toda la humanidad tenga la oportunidad de afinar, reencender y potenciar la percepción consciente sobre el viaje colectivo humano, planetario y del sistema solar.


CON VENUS EN ESCORPIO: nos tocará depurar relaciones y desechar viejos valores respecto del amor y la amistad (para renacer con nuevas creencias, totalmente diferentes).
Venus es receptivo, pero el eclipse que cae en ese misma posición no, es solar-activo. La diosa del amor y el equilibrio no sólo ingresará ahora a Escorpio -transformándose en una Perséfone- sino que el apagón solar sobre su inicial camino hacia lo oscuro-profundo, puede cambiar totalmente el guión que acostumbramos atribuir a esta función venusina. La satisfacción vincular espontánea que suele ser el regalo de Afrodita cuando viaja por lugares más visibles, queda momentáneamente en suspenso. Habrá que tolerar que la pantalla -la conciencia- también se apague en este sector, dejarla  en blanco por unos minutos, e invocar la presencia de nuevas cualidades que sumen al bagaje anterior. Para esto -por estar en Escorpio- habrá que tolerar que mueran otras cualidades anteriores que quizá teníamos tan asociadas con el amor, la confianza en el otro, los pactos de convivencia, la entrega sin condiciones... Y dejar que irrumpan las nuevas y aún desconocidas maneras del amor y los vínculos.

¿DE QUÉ MANERA PREPARARNOS PARA ESTA INVOCACIÓN, QUÉ TIPO DE MEDITACIÓN O REFLEXIÓN PREVIA PODRÍA AYUDARNOS?
La Tierra primero y más tarde su satélite, la Luna, giran en torno del Sol desde hace mucho tempo; algunos miles de millones de años. El Sol se quedó allí, centrando este sistema planetario que se fue conformando de a poco, desde unos cuantos y previos miles de millones más ... ¡qué larga película! Pero no la supongamos eterna, no... alguna vez arrancó y alguna vez terminará, como parece ocurrir desde cierto orden -que hace muy poco estamos vislumbrando- en este universo plagado de estrellas. ¿Y nosotros?


Lo que más nos cuesta percibir -a veces ni siquiera aceptar- es que estos sistemas amplios se mueven de manera análoga a los sistemas incluidos en él y que nuestro psiquismo podría ser uno de esos sistemas incluidos. Si bien usando otros códigos y lenguajes, creemos que la astrología originaria "miraba/percibía" , de esta manera -o por lo menos así lo cultivaba una de sus antiguas tradiciones- y esto perduró hasta que en occidente se fue de a poco achicando y empobreciendo su visión. La fuerte cosmovisión racional-positivista pero también la humanística, sintomáticamente, no quisieron hasta hace poco bucear en la riqueza de esa experiencia humana del pasado. Claro que en las últimas décadas hubo muchas aperturas como aporte al renacimiento de aquella antigua percepción: algunas escuelas astrológicas, por ejemplo. Pero aceptar, leer, abrir la mente, si bien es el primer paso necesario, no alcanza para que la vivencia de unidad se abra paso visceralmente en nosotros. ¿Qué hacer entonces?

LA MEJOR "MEDITACIÓN" PARA UN ECLIPSE SOLAR ES  INVOCAR PRIMERO. Y EN EL MOMENTO EXACTO DEL ECLIPSE... GENERAR UN VACÍO EN NUESTRAS MENTES.
El eclipse de Sol, en relación con nuestro psiquismo, tiene que ver con la conciencia y la apertura de la intuición, con el farol que intentamos mantener encendido a lo largo de nuestro camino de individuación. Periódicamente éste se oscurece, como cuando la tea encendida es recambiada para que el fuego no se apague; esto ocurre mes a mes, en cada Luna Nueva.


Cuando se suma un eclipse de Sol a esta Luna Nueva, hay un plus: el apagón es más conmocionante, esto es, más desafiante para nuestra conciencia. Para facilitar la noción, en clase suelo usar este ejemplo: si nuestra conciencia fuera la pantalla de la computadora, ésta cada tanto se oscurece cuando desde "la red" se nos pide resetear el sistema; generalmente ocurre cuando hay que actualizar programas nuevos, muchos de ellos provinientes de zonas de la gran red cibernética de la que, como usuarios, la mayoría de nosotros no tiene la menor idea acerca de su existencia y funcionamiento. Eso sí: hemos aprendido a tolerar ese apagón momentáneo de la pantalla o de la computadora, en el entendimiento de que es necesario para la ampliación de nuestros programas en uso. Claro que... un cierto escozor sentimos porque no sería la primera vez que se los "tilda" y que volver a iluminar la pantalla y a poner todo en funcionamiento nos cuesta enorme trabajo.

El eclipse de Sol oscurece momentáneamente el contacto consciente con la fuente de la que emana nuestra conciencia de ser, nuestro centro irradiante. Parece un salto cualitativo, ligado a lo uraniano tal como lo entendemos en su sentido evolutivo: algo queda suspendido, entre paréntesis, fuera del tiempo y el espacio, hasta que retomamos el camino. Y cuando lo hacemos, sin recordar lo que pasó en el medio, ya somos otros. 
Si nos asustamos, si nos estancamos emocional y mentalmente, entonces ocurre lo que la astrología tradicional "predice" habitualmente para los eclipses solares: acontecimientos enojosos a veces extremos, achicamientos varios, situaciones de reducción de fuerza y energía físico-psíquica, proyectadas en acontecimientos de nuestra vida cotidiana, e incluso de la vida comunitaria y social. Aparecen como de costumbre las profecías auto-cumplidas que no son sino esto: anticipaciones generadas por el miedo de nuestra especie mamífera, que luego ocurren y generan consecuencias. Hipótesis auto-predictivas.


Si no nos asustamos, permitimos que "algo" del sistema amplio, desde el centro mismo del sistema -el Sol- amplíe nuestra conciencia. Claro que eso ocurrirá luego, y en los momentos previos y durante al eclipse solar no tiene sentido esforzarnos por sentirnos armónicos y satisfechos, como si se tratara de un tránsito de Júpiter. Estamos en pleno apagón, luego en pleno reencendido y el correlato psicológico puede ser de inquietud, angustia, perplejidad extrema ... pero el riesgo vale la pena. De lo contrario, los frutos de nuestra conciencia se hacen repetitivos, rígidos, encuadrados y dogmáticos.


INVOQUEMOS ENTONCES, Y A ENTREGARNOS
"Si la Vida necesitara algún aporte nuestro, en tanto que astrólogos capaces de interpretar estos signos en el cielo, seguramente nos entregará sucesos a leer como mojones". Notemos qué diferente es esta predisposición, a la creencia tradicional de que es posible predecir sucesos puntuales antes de la formación del eclipse. Claro que la "casuística" ayuda y podemos elaborar hipótesis. Pero es diferente a situarnos en la (generalmente ingenua) posición de lectores privilegiados de las estrellas, capaces de leer de antemano "lo que va a pasar". 


Que nuestras lecturas sean en lo posible positivas, blancas, cultivadoras de la inofensividad y salgan del corazón. Que sean intentos de "lecturas en contacto" pero a la vez rigurosas y con disciplina investigativa.

Si entre varios invocamos algo positivo durante un eclipse de sol, reforzaremos que cada uno reencienda su farol, y que la red de fuegos singulares se acreciente y potencie.


LUEGO DE ESTAS REFLEXIONES PREVIAS Y DE LA INVOCACIÓN ... ¿CÓMO PODEMOS CONTINUAR?
Los astrólogos podemos mañana y en los días posteriores seguirle la pista al eclipse, juntar elementos, interpretar. Hacerlo no sólo en nuestras cartas personales sino aplicar estas reflexiones a las cartas colectivas: la de nuestro país, las de otros países, más los tránsitos que están permitiendo el nuevo viaje también a todo el planeta.

LOS ECLIPSES EN NUESTRAS CARTAS NATALES
Es sumamente enriquecedor meditar y reflexionar el ritmo de los eclipses, aplicados a nuestros temas natales. Esto lo hacemos sólo en grupos de egresados o por lo menos en los grupos de cuarto año, ya que pide haber pasado por la temática de ciclos, tránsitos y la matriz del tiempo.

Para quienes aún no tengan tantos conocimientos, alcanza con que observen el grado en el cual se hace el eclipse (0:25 de Escorpio en este caso) y en qué casa de la carta natal cae. Desde allí, quizá con algo de ayuda por parte de algún astrólogo amigo, se podrá ligar esta información a los sucesos de la vida cotidiana y de nuestros vínculos, que pueden preocuparnos. Y aprovechar para limpiar malentendidos, madurando esa zona vibratoria destinada a algo más que a repetir miedos y condicionamientos "mamíferos".



----------------------------------------------------------------------


LES DESEO A TOD@S UNA BUENA CONEXIÓN CON EL ECLIPSE SOLAR.. 
Quisiera invocar una intención especial para nuestro querido país, que en el lapso transcurrido entre el eclipse lunar total del 8 de octubre ppdo. y el eclipse solar de estos momentos -23 de octubre 2014- ha generado dos acontecimientos fundamentales. Ambos tienen que ver con la posición de Júpiter a cero de Escorpio en la carta de la Argentina, posición en la que está cayendo el eclipse actual. Leemos la Justicia a través de Júpiter, y no puede ser aleatorio que exactamente en el eclipse lunar se promulgara el Nuevo Código Civil y a un día del eclipse solar se propusiera el nuevo Código Procesal Penal. Júpiter en Escorpio en la casa uno de la carta de nuestro país, es el enorme desafío de comprender la abundancia, en relación con la apertura hacia el Otro; pero a la vez percibir el conflicto humano que se genera en una sociedad con una gran parte de su población sumida en valores y creencias de miedo, desconfianza y mezquindad hacia sus semejantes.

Como suceso a incluir, no podremos ignorar la importancia de la puesta en órbita del satélite Arsat 1. Se liga probablemente también a la confianza y la apertura -de nuevo Júpiter- pero en danza continua y dolorosa con el partenaire oscuro y doliente de la desinformación, la oscura envidia hacia los logros del Otro en quien sólo se deposita el adversario y la tentación al boicot total de los logros comunes nacionales. Esta danza de luz y sombra, recordemos, es la danza del psiquismo nacional colectivo en la actual proporción de madurez/inmadurez. Confiemos que esta etapa sea superada y la danza se transforme cada vez más en una coreografía talentosa

Reiteramos lo dicho en oportunidad de los eclipses del año 2013... ¿Asumiremos la oportunidad o la desperdiciaremos? Ello depende del trabajo continuo y sin descanso sobre el psiquismo colectivo nacional aún atascado en regresiones e infantilismos. Ese trabajo pide el aporte de cada uno de nosotros porque dichos obstáculos no son nimiedades: pueden detonar los núcleos más oscuros y crueles de lo colectivo. 
A la invocación del arranque, agrego por lo tanto lo siguiente: que podamos incluir las diferencias y que no las confundamos con retirar nuestra presencia, valor y aportes concretos al crecimiento de la comunidad.Que podamos explicitar nuestras posiciones, debatirlas con fuerza y sin miedos, aceptando que lo humano aún progresa en su faz socio-económica y cultural de esa manera: optando, decidiendo, haciéndose cargo de sus acciones. 

Que los astrólogos de mayor experiencia podamos aportar nuestra práctica en los otros niveles de mayor inclusión (la lectura de las angularidades planetarias), sin olvidar nuestra muy humana pertenencia, evitando sugestionar o hechizar a consultantes y alumnos con los gestos inconscientes dictados por el arquetipo del mago.


Que en nuestro país en particular podamos incluir las diferencias a la vez que activar el debate valiente, no confundiendo éste con aniquilar o manipular oscuramente al adversario político. En política social, económica y cultural, que no nos asuste la palabra "adversario", ya que es equivalente al guerrero o guerrera cuyas tareas, en toda tradición mística, forman parte inicial de la individuación. En el trabajo de la simbolización profunda de lo humano, que incluye o nos conduce a los niveles espirituales o de la intuición más incluyente: que en ese nivel sí estemos atentos a comprender que "nada de lo humano nos es ajeno", como dice la conocida frase. A la que los astrólogos podríamos agregar: y comprender que el orden de lo humano, como parte, es análogo al orden del sistema solar y del universo como todo.

Que los argentinos aprendamos a no confundir los planos de la inclusión, para que no nos desuna lo que más riqueza podría aportarnos: no las divisas ni una ficticia "abundancia" financiera, sino el crecimiento ligado a la solidaridad y el amor al prójimo y básicamente, nuestra propia y humana creatividad colectiva.


Bendiciones para todos
Olga Weyne
----------------------
FUENTES y NOTAS
1) http://noticias.starmedia.com/ciencia-salud/eclipse-parcial-sol-vera-en-mexico-23-octubre-2014.html
-----------------

Jansky, Robert Carl: “Interpretación de los Eclipses”, Málaga, Ed Sirio, 1988.
“ “ “ : “The Eclipse as a Tool in Prediction”, Astrology Now, 1976

miércoles, 8 de octubre de 2014

LUNA LLENA EN ARIES, DEL MES DE LIBRA

HOY TUVIMOS LA LUNA LLENA LIGADA AL ECLIPSE TOTAL
Publiqué ya un escrito al respecto.

Como habitualmente compartimos también algo en estilo más meditativo, vayan asimismo estas palabras.
La Luna fue finalmente Llena, como todos los meses...
Esa luz en la noche nos sigue y seguirá acompañando.
......................

... en el mes de Libra

“La repolarización creativa”

Momento exacto de la Luna Llena:
Miércoles 8 de octubre a las 7:52 hs en Buenos Aires (10:52 GMT),
A 15:05 de Aries



LA PAZ -EN LIBRA- ES LA FLOR DEL SER
EL DESEO -EN ARIES- ES LA DECISIÓN VALIENTE 
DE ALIMENTAR ESE FLORECIMIENTO

Es bueno meditar -cuando la Luna está en Aries- acerca de la formidable combinación que ofrecen estas energías. Marte puede proveernos del suficiente impulso y vibración de fuego, como para que irrumpan en nosotros ideas-fuerza galvanizantes, alimentadoras del ciclo vital, que nos imanten con el mensaje del sagrado reequilibrio que nos pide Libra. Que nos traigan una nueva manera de comprender que la totalidad, instante a instante, se imprime en nosotros y en todo ser vivo. Y que esa totalidad es movimiento continuo.

En el camino de individuación (o en el sendero de la evolución, según cada uno quiera expresarlo) sobrevienen instantes en los que quienes trabajamos con pasión sobre nosotros mismos y participando en la red, podemos sentirnos como un ser totalmente nuevo. Como si jamás hubiéramos vivido dentro de cualquier otro plano (físico, emocional, mental…), como si un vacío creativo se aposentara en nuestra vida.

En estos momentos pueden desaparecer los viejos valores. Nuestro viejo modo de interpretación y traducción de la realidad, puede esfumarse como una nube en el cielo.
Una vez que invertimos (repolarizamos) nuestra dirección, se disipan todas nuestras evaluaciones anteriores para que podamos penetrar en una nueva dimensión.

LIBRA nos lleva a meditar sobre el significado profundo de la paz y el equilibrio, y su estrecha afinidad. 
La paz no puede enseñarse, no se la puede transferir de un ser a otro. La paz no puede comprarse pero puede lograrse. 
La paz es la flor del ser.
No podemos adquirir la paz, pero podemos ser pacíficos.

Nadie podrá tener paz hasta que alcance un estado de equilibrio, un estado balanceado en el que su progreso espiritual no sea obstaculizado por problemas físicos, emocionales, mentales, personales o sociales. Pero el equilibrio de los platillos pende de la espada que los sostiene, que es el símbolo del poder de la voluntad y de la decisión. Acá ARIES nos trae su mensaje profundo.

Los platillos se equilibran con la inspiración y con la creatividad. Con potente inspiración pero sin modos ni medios para la expresión creadora, el ser humano se paraliza. Por otro lado, cuando se cuenta con esfuerzos y acciones para realizar pero no hay inspiración, el resultado es algo sin vida o resulta ineficaz.

Cuando en el ser humano se equilibran la inspiración y la expresión, el espíritu y la materia, el pensamiento abstracto y el científico, la aspiración y la practicidad, podemos decir que la energía de Libra está realizando su labor. 

Nada más potente que el momento de la Luna llena de Libra, para que Aries desde la Luna nos muestre cuánto juega nuestro deseo en todo esto.

INVOCACIÓN UNIVERSAL
Los hijos de los hombres son uno solo
y yo soy uno solo con ellos.
Busco amar, no odiar...
Busco servir, no exigir debido servicio...
Busco curar, no herir...
Que el dolor aporte debida recompensa de luz y amor
Que el alma controle a la forma externa,
y a la vida y a todos los acontecimientos
Y revele el amor
Que subyace en los sucesos del tiempo.
Que lleguen la visión y la intuición
Que se revele el futuro
Que aparezca la unión y desaparezcan las divisiones externas
Que prevalezca el amor
Que todos los hombres amen...

Fuentes:
“Sinfonía del Zodíaco”, de Torkom Saraydarian., Bs.As., Kier, 1986
“Los Trabajos de Hércules”, de Alice Bailey, Madrid, Luis Cárcamo ed.,1983

ECLIPSE TOTAL DE LUNA

" ... descubre que la oscuridad
también tiene flores y canta ..."


Horario del punto máximo del eclipse: 7:56 AM (hora argentina) 10:56 GMT
A 15:05 de Aries, el 8 de octubre de 2014

Urano acompañará haciendo conjunción a la Luna. Venus lo hará haciendo conjunción al Sol. Ambas duplas estarán en oposición y en cuadratura a Plutón, con lo que se volverá a armar una Doble T Cuadrada Cardinal en el Cielo, configuración dinámica y desafiante a la que ya estamos "acostumbrados" -es una manera de decir- este año 2014.

Claro que habrá otra configuración mucho más fluida y posibilitadora: un Gran Trino de Fuego entre Júpiter en Leo, Marte en Sagitario, y la ya mencionada conjunción Urano-Luna en Aries.


DURANTE LOS ECLIPSES LUNARES (O SEA, CADA SEIS MESES) TENEMOS OPORTUNIDADES EMOCIONALES MUY INTERESANTES, EN ESTE CASO REFORZADAS POR EL CARÁCTER DE ECLIPSE TOTAL.

ARCAICO SIMBOLISMO LUNAR... 
¿Qué habrán sentido nuestros antepasados cuando Ella, la Diosa Luna, la Gran Madre de todo lo viviente, periódicamente quedaba velada por la oscuridad del Cielo Nocturno? Claro, no percibían que era la Tierra misma, con sus humanos a cuestas, la que la oscurecía. Quizá los embargara un “hechizo de luna” mezcla de fascinación y terror... y bien podríamos suponer que por un día o quizá por varios, el caos espiritual y subjetivo en esas tribus antiguas fuera casi supremo...

Cualquier analogía con la realidad contemporánea (no) es mera coincidencia. El ritual se viene repitiendo desde hace milenios, trayéndonos periódicamente un guión que insiste en presentarse. ¿Hasta cuándo?

Quizá hasta que comprendamos que estas poderosas entidades (femeninas, maternas), que forman parte esencial de los núcleos de nuestra psique así como de nuestra vida en el mundo exterior, cada tanto entran obligatoriamente en ocultamiento o en eclipse. Lo que nos adhiere a ellas, lo que nos fusiona y quita individuación, exige periódicamente una “limpieza emocional” profunda y requiere que ésta se verifique en la oscuridad más profunda de nuestro ser. O en lo azul casi negro del Cielo, que asusta porque nos recuerda nuestra noche oscura del alma mientras algo nos dice que no debería ser así porque...
¡finalmente es una noche de Luna Llena..!

Esto es el recordatorio de un eclipse de luna: la gran cueva, el Gran Utero del origen...y nosotros volviendo a entrar a él confiando en nuestra precaria iluminación personal, para no tropezar y hundirnos en su oscuridad temible. Pero nuestra pequeña luz -la luna llena habitual de esta parte del mes- poco a poco se nos se apaga... Y allí quedamos, meditando en la negrura, haciendo frente a los monstruos imaginarios y/o reales de nuestra subjetividad, confiando en estar limpiando el miedo, esa emoción pegajosa y residual, la traba más persistente que nos impide desde tan antiguo dialogar cara a cara con ellos.

Una "loa a la oscuridad" se impone durante estos eclipses de Luna, y este poema me parece inmejorable (gracias Clodet García por ponerlo en tu muro de facebook con una introducción tan oportuna, con motivo del eclipse de mayo 2013):

... Coraje y vuelo para andar las sombras.
"Entrar en la oscuridad con una luz
sólo nos permite conocer la luz.
Para conocer la oscuridad
hay que ir a oscuras.
Ve sin ver y descubre que la oscuridad
también tiene flores y canta
y puede ser hollada
por pies oscuros y por oscuras alas."

Wendell Berry (*)

QUÉ ES UN ECLIPSE LUNAR

¿Qué es un Eclipse Lunar, astronómicamente hablando? ¿Cómo ocurre un Eclipse de Luna?
Es necesario que estemos en una noche de Luna Llena, y que además la órbita de la Luna quede paralela a la eclíptica, sumado a un par más de condiciones astronómicas específicas...



LOS ECLIPSES EN LA PSIQUE HUMANA
Muchos astrólogos tienden a suponer que la resonancia de los eclipses lunares se extiende por seis meses; en este caso sería hasta el próximo (que tendrá lugar el 4 de abril de 2015, con la Luna en la posición exactamente opuesta, o sea, en Libra). Los astrólogos más predictivos y tradicionales hablan incluso –literalmente- de “influencias” durante ese extenso período.

Este ocultamiento lunar puede ser leído como la oportunidad durante seis meses de revisar nuestros propósitos profesionales, religiosos, filosóficos, políticos. De manera global todo lo que -para cada uno de nosotros- implique el eje Libra-Aries, puede ser materia de revisión profunda. En las situaciones de la vida humana este eje suele estar ligado a lo vincular esencial de nuestras vidas.

LA "OBLIGACIÓN" DE LIMPIAR KARMA
También dice la astrología tradicional que los eclipses de luna indican “poco libre albedrío”, en particular para las áreas geográficas donde caiga el mismo y de manera especial si son eclipses totales como en este caso. Algunos astrólogos agoreros hablan (sin dudarlo) de eventos “maléficos” para la salud, para la vista, e influencias negativas en temas internacionales. Ni qué hablar de dificultades para “el pueblo y las mujeres”... (sic).

Desde luego, me interesa en lo personal ligarlo a reflexiones más calmas y abiertas. Adhiero por ello a la intuición -o a la hipótesis- que sugiere que estos momentos son, desde siempre, una oportunidad para liberarnos de viejos obstáculos emocionales.

También se dice que todos los eclipses son momentos dramáticos a nivel colectivo porque esta energía nunca pasa desapercibida, mucho más en esta etapa del planeta en la que todo suceso local es al mismo tiempo global; quizá sea entonces una buena oportunidad para una reflexión a nivel de nuestra comunidad nacional.

EL ECLIPSE Y NUESTRAS CARTAS PERSONALES
No miro a los eclipses como eventos maléficos -ni mucho menos- pero tratándose de un “ocultamiento”, corresponde situarnos en el desafío que siempre implican estos tránsitos para las meditaciones psico-astrológicas.

Quizá sea un momento crucial para enfrentar los contenidos oscuros del inconsciente haciendo un ritual personal de liberación de los mismos, en las horas del eclipse propiamente dicho y luego, a lo largo de los días y los meses.
Se recomienda usualmente meditar en el grado y la casa donde caen los eclipses. 

En este caso, intentar concentrarnos en el significado de ese grado lunar a 15 de Aries, así como el de su opuesto solar a 15 de Libra, operando en alguna de las casas de nuestra carta natal. En algún lugar de nuestras cartas natales personales, este eje tiene algo para comunicarnos. Me gusta considerar esta oposición Luna-Sol como la impronta de la manifestación vital, con todos sus riesgos y desafíos, espejándose en el momento calmo y reflexivo libriano del momento.

LOS ECLIPSES TAMBIÉN "CICLAN"
Su ritmo está contenido en las Series Saros que constituyen un proceso de altísimo interés, sobre todo para quienes se interesan por la así llamada "astrología kármica". Pero no es menor -para el efecto psíquico- su periodicidad aparente, la que aparece año a año cada seis meses y que podemos registrar fácilmente a través de las efemérides. La periodicidad semestral de los Eclipses Solares y Lunares, ocultando el flujo energético proveniente del Sol o de la Luna, organiza una secuencia cíclica muy oportuna para nosotros, si podemos seguirlos de esa manera y no como episodios aislados.

Los Eclipses Solares -recordemos que en quince días habrá uno- actúan como el “apagón” momentáneo de la conciencia para propiciar un nuevo “encendido”, una nueva reprogramación de los contenidos psíquicos y crean oportunidades para que reestructuremos y reprogramemos nuestra conciencia. Los Eclipses Lunares propician a nivel más subjetivo un trabajo con las emociones oscuras o negadas, por eso son lindas oportunidades para descargar inercias psíquicas, en particular las de larga data que condicionaron nuestro comportamiento y nuestra percepción. Limpiando nuestro interior de esos residuos ya innecesarios, quedará espacio para que –meditando sobre todo durante el eclipse solar siguiente- aparezcan nuevas actualizaciones de conciencia, más libres y mutativas, que es lo que pide la etapa actual del planeta.

ECLIPSES Y KARMA PLANETARIO
La astrología más tradicional, como vimos, considera a los eclipses lunares -básicamente a los totales- como altamente condicionantes, indicando que no hay en estas etapas “libre albedrío” como para elegir si queremos o no hacer esta revisión, sino que ésta se presentará como obligatoria, a los individuos, a las naciones y al planeta entero.

En la carta de la Argentina este eclipse total cae en el eje XII-VI, en cuadratura a la oposición Sol-Luna, armándose una configuración llamada Cuadrado Cosmico. Nótese que en la carta de la Argentina hay una configuración de origen o tipo lunar, de Luna Llena (oposición) que esta configuración viene notoriamente a reforzar.




Este cuadrado cósmico que se arma con los luminares es una configuración de mensaje elocuente, si tomamos la referencia quizá algo antigua pero que sigue siendo útil respecto de las cartas de los países, según la cual el Sol simboliza al gobierno y la Luna al pueblo. La promulgación del nuevo Código Civil y Comercial de la Argentina, el día previo al eclipse, es el suceso temporalmente más cercano y el más elocuente en lo que hace a simbolización.

 
¿Cuál sería la oportunidad para liberarnos de viejos obstáculos emocionales, en este caso de notoria redundancia Solar-Lunar, asociando la cualidad del eclipse con este suceso de indudable resonancia, como es la promulgación del nuevo Código?

Una breve historia acerca de este trámite (**)
El 23 de febrero de 2011 se dispuso una comisión para la reforma del viejo Código de Velez Sarfield (que data de 1869). En marzo de 2012 se presentó un ante-proyecto y el 7 de junio de 2012, hace dos años y 4 meses, el ejecutivo giró al legislativo el proyecto. Se trabajó en comisión bicameral y en interaccción federal por todo el país, a través de una enorme cantidad de reuniones y audiencias públicas. Cabe recordar que el Código viejo, sostenido en la tradición europea y en pleno auge del liberalismo (1869) se sancionó a libro cerrado y sin existir debates previos,

Tenemos un suceso acorde a escenas de la casa VI (donde cae la Luna con Urano en Aries): un Código es un ordenamiento de rutinas, en este caso en materia civil y comercial. A diferencia del anterior, se trata ahora de un código aperturista y democrático, apreciándoselo como el instrumento más importante para la vida cotidiana del "pueblo" (la Luna) y siendo a la vez resultado de una decisión político-gubernamental (el Sol).

Uno de los propósitos expresos fue redactarlo en un lenguaje más llano y accesible: "de qué sirven las leyes democráticas si están tan altas que el pueblo no puede acceder a ellas", decía Hegel. Por lo tanto, hacerlo de fácil acceso y comprensión, para sacarlo del rubro exclusivo de los especialistas. "Los derechos tienen que ser leídos por quienes los tienen que ejercer; porque si no los pueden leer no los pueden pedir y mucho menos ejercer".

Empieza aquí a percibirse la cualidad uraniana (creativa, horizontal) ligada a la Luna del momento del eclipse, junto con los rasgos arianos de irrumpir a nuevo. Lo uraniano se percibe asimismo en la incorporación de los principios de igualdad y diversidad, la ley de identidad de género, el matrimonio igualitario, la consideración de nuevos sujetos de derecho (como los consumidores por ejemplo), así como contemplar los derechos de los vulnerables.

¿Podría haber algún miedo oculto en todo esto, considerándose y no olvidándose que estamos tratando con un eclipse lunar total, y no con un tránsito fluido de Urano o de Júpiter? Quizá escuchando más acerca de los propósitos que animó la reforma, se empiece a percibir ese "miedo oculto" ligado al núcleo más regresivo de la carta de la Argentina (que se dispara igualmente desde su casa VI, lugar donde Plutón en Piscis tiene su asiento) (***). Porque el hecho es que se insiste mucho en los conceptos de igualdad y diversidad. "La igualdad sólo es posible si se reconoce que somos diferentes; sólo reconociendo que existe diversidad y desigualdad, se podrá construir una verdadera noción de igualdad. Lo demás es una ficción".

Y también se ahonda en el paradigma no discriminatorio: en el antiguo código el sujeto era el varón (ni el niño ni la mujer existían). En éste sí, además de las personas con capacidades diferentes y los derechos colectivos como nuevos sujetos en defensa de sus derechos (la defensa del ambiente o de los consumidores).

Y como si fuera poco: están los artículos relativos a la seguridad jurídica monetaria. Se restablece el peso argentino como moneda de curso legal (como de hecho ya lo estableció el Código de V. Sarfield), recordándose que "una moneda legal hace a la identidad de una nación".

Es probable que esta parte de la reforma sea la que más miedos atávicos haya desatado, en ese núcleo regresivo-oscuro de la Argentina. La expresión formal de esos "miedos comprensibles" es "que no se iban a respetar los contratos en dólares", por ejemplo. El gobierno (la parte solar libriana del eclipse) insiste en que no será para nada así y que las partes seguirán siendo responsables de lo que pactan, extendiendo dicha responsabilidad a los bancos, que deben continuar con su compromiso de restituir los depósitos en la moneda en la cual fueron depositados. Pero es inútil: el gran miedo -la Grande Peur, se decía en Francia durante la revolución francesa- cundió sobre todo por ese capítulo, que sintetiza uno de los mayores monstruos oscuros de la carta de la Argentina en su nivel psicológico: el miedo a la propia abundancia, retorcida históricamente en historias de desfalcos, usura y golpes financieros.

El resto de las reformas sigue siendo de tono progresista y renovador, y no cabría suponer que despierte miedos extremos... sin embargo... sigamos mirando un poco. Nuevos derechos para las familias: matrimonio igualitario, derechos de las uniones convivenciales. Simplificación en los trámites del divorcio: que la gente pueda vivir con quien tenga ganas de hacerlo. Eliminar la idea de causales y culpables, en los divorcios. Defensa a las mujeres que dan a sus hijos en adopción (porque son las primeras abandonadas). Decidir qué apellido va primero, si el paterno o el paterno, terminando con el privilegio de los varones.
Suena bastante reivindicatorio femenino, y también puede activar los miedos patriarcales de una sociedad conservadora como la nuestra (que se jacta de moderna y abierta pero sigue atada a convencionalismos antiguos).

Y respecto del gran tema de la "inseguridad": un proyecto concreto para impulsar otra reforma -la del código de procedimiento penal nacional- para pasarlo de inquisitivo a acusatorio, para reducir procesos penales -que no duran menos de 4 años promedio actualmente- y no tener a una persona procesada por años, para luego decirle que es inocente... ¿cómo podría ello generar miedo, si la idea es dar un mejor instrumento precisamente para paliar lo que es enarbolado como el Miedo de los Miedos?

Acá viene una hipótesis compleja: la del Doble Vínculo. Si lo que domina en el psiquismo colectivo es, como sospechamos, su núcleo oscuro depredante, el pregón por la inseguridad y el miedo es el reaseguro de que ese núcleo seguirá reinando. Una cosa es entonces pregonar que se quiere terminar con la inseguridad -y por eso es necesario voltear a este gobierno- y otra cosa es encontrarse con medidas que apunten concretamente a la resolución de ese punto... ¡que dejaría a ese pregón sin argumentos! El miedo a la resolución civilizada (librianamente consensuada) de las cosas, es el que oscuramente predomina en ese aspecto psicológicamente perturbado del colectivo nacional.

El miedo al equilibrio posible (Sol en Libra), el miedo a crecer con pautas revolucionares de orden creativo (Luna/Urano en Aries en VI), es lo que puede dejar atornillado el inconsciente colectivo nacional, en el nivel más arcaico de contacto con este Eclipse Total de Luna.

¿Qué hacer?
Pues lo único que cabe hacer: mirar, ponderativa y librianamente, estas oscuridades dolientes, que conducen a los estallidos de ira y locura. Poner meditación en ellas, invocar intensiones de sanación a tanto miedo oscuro. Apostar por el acrecentamiento de la masa crítica de conciencias y voluntades aunadas, en creciente convocatoria. Recordar que junto con el Eclipse hay en el cielo un Gran Trino de Fuego, que está al mismo tiempo alimentando valentías, entusiasmos y confianza en tantos caminantes.

Y dejar que el inconsciente (personal y colectivo) haga su ritual espontáneo recordando la bella frase de Carl G. Jung: "la invoquemos o no, la divinidad se hará presente". Lo que significa dejar que la creatividad de lo que nos trasciende, siga haciendo su trabajo. Y sólo entregarnos a él con confianza. 


Bendiciones para todos,
Olga Weyne
Buenos Aires, 8 de octubre 2014

--------------------------------------------------------
NOTAS y FUENTES:

(*) 134) Escritor y granjero estadounidense, nacido en 1934. Es un prolífico autor de novelas, cuentos y ensayos, así como defensor de la agricultura ecológica.

(**) Discurso de Cristina F. de Kirchner del 7 de octubre 2014.
https://www.youtube.com/watch?v=8R8Kh_BMKOQ

(***) Cfr mi hipótesis sobre los núcleos de la carta de la Argentina.

http://astrologosargentinos.blogspot.com.ar/2011/04/la-carta-natal-de-la-argentina-2.html (ver Núcleo 6)

Jansky, Robert Carl: “Interpretación de los Eclipses”, Málaga, Ed Sirio, 1988.
“ “ “ : “The Eclipse as a Tool in Prediction”, Astrology Now, 1976

Jayne, Charles A.: “A New Dimension in Astrology: Nodes, Eclipses an Other Alignments”, Monroe N.Y., Astrological Bureau, 1975.



domingo, 5 de octubre de 2014

LA ARGENTINA EN SU MOMENTO LIBRIANO MÁS SIGNIFICATIVO

INICIOS Y CAMINOS DE RECIENTE ARRANQUE 
EN LOS CICLOS DE LA CARTA NATAL DE LA ARGENTINA


  • La Luna Progresada de la Carta de la Argentina (ciclo que dura 28 años). Arrancó en Aries el 13 de mayo de 2013, a pocos días de la enorme demostración popular a favor del gobierno, del 25 de Mayo de dicho año. Tocará la casa VII en mayo de 2015.
Los ciclos previos anteriores fueron: 
Febrero 1904 / Mayo 1931 / Septiembre 1958 / Enero 1986 / 13 de mayo 2013.

  • Saturno a 24º de Libra, sobre el ascendente (otro ciclo que dura 28-29 años) tocó por primera vez el ascendente de la carta de la Argentina en noviembre de 2011 a poco del triunfo de CFK, elegida para su segundo gobierno por un porcentaje de votantes que dejó -de nuevo- perplejos a los medios corporativos. Volvió a tocar el ascendente en mayo de 2012, cuando tuvo lugar la nacionalización de YPF. 
Tocará la casa II en noviembre 2014.

Los ciclos previos anteriores fueron: 
Octubre 1923 / Diciembre 1952 - Abril 1953 - Septiembre 1953 / Octubre 1982 / 
Noviembre 2011- Mayo 2012 - Agosto 2012

  • En mayo de 2008, arrancó asimismo para la Argentina un ciclo que dura 30 años –el ciclo de lunación o ciclo Sol-Luna- a 27º de Capricornio en la casa IV de su carta natal, muy cerca de la luna que está a 19º. Al año de asumir Cristina Fernández de Kirchner y justo en el momento en que este ciclo de larga duración arrancaba, tenía lugar el conflicto con las patronales agropecuarias y se ponía en evidencia –de allí en más y hasta ahora, de manera ya desembozada- el tronco mediático corporativo de oposición al proyecto de gobierno, que había sido recientemente validado a través de las urnas. 
Este conflicto y su desencarnada resolución –con el tristemente famoso 
“voto no positivo” de Cobos- marcó un antes y un después, no sólo en la impronta 
y estilo futuros del gobierno de CFK, sino en la enorme ampliación de la base de apoyo del kirchnerismo en sectores juveniles, intelectuales, académicos y artísticos (además de los ya explicitados sectores de la industria y hasta ese momento, de la CGT). Apoyo y consolidación que se hicieron visibles –para sorpresa y consternación de dichas corporaciones agropecuarias y mediáticas- con la muerte en octubre de 2010 de Néstor Kirchner y su gigantesca despedida popular. 
Todo esto tuvo lugar, reiteramos, en pleno arranque de este ciclo de lunación.

La fase de cuarto creciente se hará en mayo 2016, a 5 de Tauro (en la casa VII)

Los ciclos previos anteriores fueron:Octubre 1919 / Abril 1949 / Octubre 1978 / 
Mayo 2008 (haciéndose en marzo 2012 la mencionada semicuadratura creciente). 
El siguiente ciclo recién arrancará en 2038.

ESTAMOS POR LO TANTO EN FASES DE INDUDABLE ARRANQUE, EN CICLOS DE MEDIANA Y LARGA DURACIÓN COMO LOS CITADOS ARRIBA. 

¿De dónde provienen entonces las lecturas astrológicas sobre "el fin de un ciclo" en la Argentina, supuestamente validado desde la astrología, lecturas ligadas sugestivamente a la actual etapa política? Es notorio y visible que provienen de las expresiones de deseos de sus autores y no de constataciones astrológicas ni históricas.
Se suele confundir la historia con los libros de historia ¡y ni siquiera con libros profundos, creativos o por lo menos, producidos por los propios historiadores o investigadores sino directamente con los manuales al uso!

A los alumnos, ya desde el CBC se les transmite esta obviedad, sobre todo a quienes se van a dedicar a las humanidades. Razón de más para sentir alarma cuando se difunden a través de internet -con la impunidad que da el vale todo y el autodidactismo- supuestos análisis que derivarían en un aplazo contundente en cualquier examen de metodología de primer año.

No es buena idea consultar sólo con Astolfi, el Resumen Lerú o el Manual del Alumno Bonaerense (machetes de otras épocas) o sólo con Wikipedia o El Rincón del Vago (ayudas exprés de la web contemporánea) y suponer que son guías seguras e incontrastables para el chequeo de "los indudables sucesos históricos del pasado". Nada hay de malo en usar estas páginas de resúmenes como puntos de partida: pero es indispensable agregarles criterio y formación. Conviene involucrarse un poco más en la complejidad de la investigación histórica, si se quieren hacer aportes de Astrología e Historia. Tampoco es buena idea consultar sobre el presente del país sólo con programas de TV y diarios de los monopolios concentrados.
---------------------------

ALGUNOS TRÁNSITOS Y FASES DEL PRESENTE: 
SETIEMBRE-OCTUBRE 2014
Se trata de tránsitos ligados a la estructura Marte-Venus (Aries-Libra) de la Argentina. 

En mi hipótesis sobre los núcleos de esta carta, ubico a uno de ellos -al que llamé "La búsqueda del Otro complementario"- a través de la estructura Sol-Venus oposición Luna / Ascendente en Libra.
Para leer más sobre esta hipótesis ir a

Ser CON el otro y aprender de la complementariedad, sería el aprendizaje profundo al que lleva este núcleo. Si bien hemos recorrido ya mucho camino, aún se nos cuela la inmadura conexión con estas cualidades a las que nos obliga la estructura de la carta del país. Por demasiado tiempo este núcleo fue vivido colectivamente como "ser PARA el otro", dependiendo de la mirada ajena y 
la historia de la Argentina -lamentablemente- se caracterizó por haber dado la espalda al resto de Latinoamérica: porque nunca registramos a nuestro “otro” real. Nuestro “otro” imaginario fue en el siglo pasado Europa, y en este siglo se le agregó por derecho propio EE UU. ¿En que quedó entonces ese maravilloso núcleo complementario, vivido sombríamente? En que, como terminamos sintiendo que “somos para el otro”, quedamos en total dependencia de la mirada ajena.

Recién en los últimos años, con el acercamiento a Brasil desde una perspectiva más realista por parte de la Argentina, esto es, asumiendo las diferencias obvias en materia de crecimiento económico respectivo, esta negación a ligarnos a quienes son nuestros espontáneos socios regionales, empezó a moderarse. La inserción en la Unasur de manera responsable y solidaria, el acercamiento de dirigentes de otras naciones latinoamericanas y nuestra respuesta entusiasta al respecto -por lo menos de gran parte de la población- son indicios que en mi opinión alientan a pensar que este núcleo, en particular luego de haber sido tocado por el tránsito de Saturno, empezó a estar menos ciego en la conciencia colectiva. 

Los últimos acontecimientos vividos en el país, me alientan a una visión optimista en relación a este difícil trabajo. Aclarando que optimismo no implica leer como fácil y llano el transcurrir del presente. Lo leo desde el paulatino aumento de la conciencia social y la valoración de las políticas de inclusión, por parte de un interesante número de ciudadanos, en particular en los segmentos más jóvenes. Valores que alientan la alternativa de acrecentar el fuego del idealismo, en pos de mantener el rumbo abierto en el arranque de esta etapa del país, marcada en lo político por el kirchnerismo y en lo energético-astrológico por todos los datos mencionados bajo el subtítulo inicial (Inicios y caminos de reciente arranque en los ciclos de la carta natal de la Argentina).

Esto se fue ahondando sobre todo luego del tránsito de Saturno por el ascendente libriano de la carta, que marca el segundo mandato de CFK con el consiguiente ahondamiento de un programa de inclusión, cuando el lema "la Patria es el Otro" sintetizaría en mi visión, muy concretamente, el trabajo con este núcleo tan difícil. Es el que nos reorienta sombriamente hacia a la xenofobia, la exclusión y los delirios de grandeza de la clase media, cuando el contacto colectivo con la inevitable "otredad", se activa por tránsitos apremiantes como los de este momento).

TRÁNSITOS Y FASES QUE ACTIVARON EN ESTOS ÚLTIMOS MESES, EL TRABAJO SOBRE ESTE NÚCLEO: "LA BÚSQUEDA DEL OTRO COMPLEMENTARIO" (AL OPERAR SOBRE LOS EJES ARIES/LIBRA O MARTE/VENUS).
  • Desde el 27 de febrero 2013 hasta el 12 de octubre 2014 Plutón está pasando en oposición a  Venus (el gobernante de la carta, regente del ascendente en Libra)

  • 21 de setiembre a las 22:39 hora argentina: Fase menguante del ciclo de relación Neptuno/Marte (Neptuno a 5/34 de Piscis- Marte a 5/34 de Sagitario, aspectando el Urano en casa II de la carta de la Argentina).

  • 22 de setiembre 2014, a las 23:30 hora argentina: Equinoccio (cero grado de Libra
  • 24 de setiembre, a las 3:15 hora argentina: Luna Nueva (1 grado de Libra). (En la casa XII de la carta de la Argentina)

  • 6 de octubre 2014 (hasta al 2 de junio 2015) Júpiter estará tocando el Marte en Leo de la carta de la Argentina.

  • 8 de octubre 2014 a las 7:56 hora argentina: Luna Llena con Eclipse Total, a 15 de Aries (en la casa VI de la carta de la Argentina, haciendo T cuadrada con la oposición Sol-Luna natal).
........................

PERO A MEDIADOS DE OCTUBRE, EL REFLECTOR VUELVE A POSARSE EN EL NÚCLEO OSCURO
Estos tránsitos ligados a la estructura Marte-Venus (Aries-Libra) de la Argentina,
cesarán de aspectar fuerte y simultáneamente lugares de la carta a partir de mediados de octubre. Y lo que quedará es la lectura del eclipse de sol siguiente, que aporta elementos para inferir que otro núcleo propuesto para la estructura de la carta de la Argentina, volverá a estar a su vez fuertemente aspectado.: Júpiter en Escorpio-Neptuno en Piscis.

En mi hipótesis sobre los núcleos de esta carta, ubiqué a este otro núcleo -al que llamé "El poder de lo profundo"- a través de la estructura Júpiter en Escorpio / Plutón en Piscis cuadratura Neptuno en Sagitario.
Para leer más sobre esta hipótesis ir a

El 23 de octubre 2014 habrá Luna Nueva con Eclipse Parcial de Sol, a cero grado de Escorpio (en conjunción al Júpiter natal de la carta de la Argentina, en su casa uno, planeta que forma parte del núcleo mencionado).


Se volverá con esto al trabajo de larga data de los últimos años, aplicado a este núcleo, por el que la Luna Progresada estuvo pasando desde diciembre de 2010 a mayo del 2013. Y sobre el cual Neptuno en su lentísimo tránsito pasará hasta por lo menos el 2024.

Nos indica que se trata de una zona del colectivo nacional, cuya maduración pide un lentísimo camino y es comprensible. Este es un núcleo especial, porque su fuerza y su poder no se revelan fácilmente sino que actúan de manera subterránea. Se trata de una enorme resonancia a todo lo que vibra en el trasfondo de las cosas y de la realidad. Un magnetismo sutil y al mismo tiempo poderoso. Le conferí atributos positivos ligados a lo profundo y espiritual, a las transformaciones desde el inconsciente colectivo, al mundo "psi" y de contacto con lo sagrado, que indudablemente existen en grado importante dentro de nuestra sociedad. 
Este núcleo implica por lo tanto un resonar con los códigos de la profundidad o simbólicos (léase: psicoanálisis, astrología, arte, nuevos paradigmas, esoterismo, etc.).

Pero en su faz oscura, éste se revela como uno de los núcleos peor usados. Va a parecer raro, pero sin embargo la misma energía que alimenta la profundidad espiritual y psicológica, es la que alimenta el lado sombrío más temido del país. Las cualidades correspondientes tendrían que ver con el poder de lo oculto, el síndrome de sentir que "el oscuro es el otro y yo siempre soy su víctima". Se lo proyecta de manera favorita en las mafias, las sectas, las corporaciones del poder financiero y las escenas por destino que nos ha traído fueron las guerras sucias y los genocidios.

Aunque en su faz luminosa este núcleo se construye con referencias a la potencia transformadora y a la resiliencia, en su faz oscura se constela con referencias al poder de “unos contra otros”. En su faz luminosa este poder es curativo y transformador, pero ¿en qué queda tanta maravilla si no se resignifica y cuestiona a fondo el arquetipo más potente y misterioso, el que traspasa toda la historia de lo humano, aquél que termina derivando la potencia de transformación en potencia de muerte? Estamos hablando, por supuesto, de la creencia básica en “el arquetipo del enemigo”. Arquetipo poderoso como pocos porque es el que construye y defiende –en el mundo que conocemos hoy por hoy, históricamente- las identidades tribales defensivas. Las que están haciendo de techo asfixiante para toda la humanidad.

Sombriamente se confiere a ese “otro” demasiada energía, sin querer reconocer que sería posible recuperarla si existiera en cada uno de nosotros un compromiso a fondo con la transformación. Claro que eso exigiría -sí o sí- un trabajo previo con el ego, con los egoísmos personales o clánicos, con el ombliguismo de base que cada uno de nosotros cultiva. Y como es obvio que ese compromiso aún está lejos en el horizonte, ese poder se delega –se proyecta- en los “otros oscuros”, transformados en totems tiránicos o en chivos expiatorios. En el presente, en mi opinión, los Fondos Buitres son la pantalla en el afuera, de este núcleo: y podrían ser la aliviadora proyección de esta intolerable tendencia colectiva nacional. Pero no: el apoyo de los medios concentrados y su clientela captada -los partidos de la oposición- hace imposible ignorar que los Buitres Interiores muestran lo evidente: esta oscuridad no fue redimida aún en nosotros en tanto que comunidad: ni remotamente.



Es cierto que compartimos este rasgo con la humanidad y que no se trata de un defecto específicamente argentino. Pero miremos lo que nos compete, por ahora...  La defensa de las conductas especulativas, de la retención de la cosecha con la intención de acorralar a un gobierno distribucionista -aunque dicha retención conspire contra los propios intereses- muestran que esta tentación al abismo y a la auto-destrucción tiene orígenes muy complejos en nuestro país. La voracidad por el dólar por parte de ciertos sectores de la sociedad, llevará con el tiempo -estoy segura - a investigaciones sociales donde el factor psicológico colectivo sea imprescindible como elemento a considerar.




Quizá la manera más eficaz de dar vuelta la negatividad de este núcleo es preguntarnos –con total franqueza- si alguno de nosotros podría “tirar la primera piedra”, como dice el evangelio.

No cabe duda que la capacidad de resiliencia de este núcleo expresó su cara positiva y ello vino en los últimos tiempos, en particular, a través de la tarea de Abuelas. La aparición del nieto de Estela de Carloto fue el mayor de sus mojones, pero sólo como síntesis del resto de esta prodigiosa tarea de una parte de nuestra sociedad. Tarea que permite ser moderadamente optimistas en la redención -no rápida desde luego- de este verdadero agujero negro del psiquismo colectivo argentino.

EL NÚCLEO DEL OTRO COMPLEMENTARIO Y EL NÚCLEO DEL PODER DE LO PROFUNDO: AMBOS TOCADOS POR TRÁNSITOS, ENTRE SETIEMBRE-OCTUBRE DEL 2014, QUE PUEDEN SER DECISIVOS PARA NUESTRO CRECIMIENTO COMO NACIÓN.
La lucha con los Fondos Buitres, viene a juntar de manera asombrosa la tensión de ambos núcleos sobre el colectivo nacional. Al tiempo que demuestra la presencia de Saturno en casa II -los recursos, la economía- como tránsito de gran presencia por lo menos durante unos
dos años más.

La "otredad" de nuestro Ascendente en Libra ya no es mera vecindad geopolítica; ahora son los poderosos del mundo y la Argentina lo expresó en la prodigiosa performance -a través de CFK- en los foros internacionales en estas últimas semanas. Esta presencia de Cristina, su fuerza, inteligencia y decisión, sigue recogiendo alabanzas y apoyos en los principales centros y grupos progresistas y anti-neoliberales del mundo. Tanto como sigue siendo escondida y no mencionada por los medios locales, carceleros conscientes de tantas almas argentinas mezquinas (o por lo menos de sus mentes perezosas). 

Los "otros" en los cuales espejarnos, pasaron a ser además de Brasil, el resto de los  Brics (por lo menos Rusia y China por ahora) más el consenso creciente de grupos  intelectuales de todo el mundo, de quienes sólo se escuchan valoración y apoyo para la estrategia del gobierno nacional ante la usura financiera internacional. Esta ampliación de la "otredad", da consistencia al nuevo espejo para nuestro Ascendente en Libra y su trabajo con la complementariedad.


La ceguera de la oposición no puede ser contabilizada en sí misma, puesto que resulta un apéndice de las decisiones -nada ciegas- de los grupos mediáticos concentrados. Y estos son, como siempre, pantallas favoritas para la proyección del núcleo de "poder de lo profundo", en su versión oscura y tenebrosa desde luego. Hay allí aún mucho para limpiar, y probablemente el extenso tránsito de Neptuno esté indicando que no será sencillo lidiar con este poder ligado a la mistificación y al desorden mental-emocional inducido conscientemente. Esto se liga perfectamente con la metodología de base de los Fondos Buitres, quienes arremeten con sus campañas publicitarias contra todos los países vulnerables en materia de deuda externa, o de países que, como el nuestro, muestran una alternativa de independencia de esos poderes.

Así como la resiliencia fue posible en relación a las consecuencias del genocidio (y Abuelas fue el exponente mayor), confiemos que el "leader-case" que nuestro país encarna a través de nuestro combate con el bandidismo financiero, llegará finalmente al mismo buen destino. Esto es: la sanación de eso oscuro e innombrable, lo más triste de la condición humana: el anhelo de auto-destrucción a la par que de la destrucción del otro. 

El capitalismo financiero en esta su última etapa de disolución, será el personaje con el que -en el planeta- se cerrará posiblemente la gran función que Plutón en Capricornio viene ofreciéndonos desde el 2008. Hasta el 2024 tenemos tiempo de trabajar en pos de esta enorme, valiente y revitalizante tarea colectiva.

A MANERA DE CONCLUSION: DESDE LO PERSONAL
No dejo de postearlo en mis muros en cuanta oportunidad se me presenta: siento un enorme orgullo y agradecimiento a la vida, por poder estar participando activamente en esta etapa de recambios esenciales, del país y del planeta.

Desde mediados de los 80 y durante los 90, la enorme decepción por lo que parecía realmente "el fin de la historia", me llevó igual que a tantos de mi generación, a buscar refugios; en mi caso resultaron por suerte mucho más que meros escondites donde olvidar y lamer las heridas. Me condujo a espacios donde pude ahondar en los lenguajes sagrados, por un lado. Y por el otro, me acercó vínculos impensados para mí, con personas realmente valiosas y alquímicas... ¡que leían la política y la economía con parámetros y valores totalmente opuestos a los míos! Pude por suerte ligarme a lo esencial de esos vínculos -me pasó en los espacios donde trabajé como historiadora ,así como en los que me inicié como astróloga. Hoy siento que fue otro regalo de la vida porque me permitió flexibilizar en alto grado mi pensamiento y mi mirada sobre el mundo.

En estos momentos y llegando de a poco a la culminación de mi vida, deposito las mayores esperanzas -y percibo que bien fundadas- en los más jóvenes. Los tengo alrededor y crece su número, tanto en las consultas como en los grupos. A veces me parece que nos escuchan y respetan en demasía, a quienes encarnamos para ellos el arquetipo del guía. 

No sé si merecemos ser tan escuchados ni recibir de ellos tanta atención y capacidad de absorción. La inercia de los egos en esta generación de mayores a la que pertenezco suele ser agobiante para algunos de nosotros mismos. Y temo que los jóvenes no adviertan a veces, cuando tras un aparente conocimiento que les distribuimos, se nos cuelan viejos y ya malolientes paradigmas escamoteados con gestos de la Era de Acuario. 

Igual y por suerte se me pasa pronto; vuelvo a confiar y a apostar por el instinto de estos nuevos habitantes del planeta. Que sabrán limpiar con rapidez todo rastro de inconsistencia que sin querer, quizá les dejemos por el camino.

Gracias, y bendiciones para todos
OW 5 de octubre 2014 (Buenos Aires, CABA)