lunes, 4 de mayo de 2015

LUNA LLENA EN ESCORPIO, DEL MES DE TAURO

FESTIVAL DE WESAK
LUNA LLENA EN ESCORPIO a 13:23 GRADOS.

Lunes 4 de mayo 2015, a las 0:43 hs  en Buenos Aires (3:43 GMT)
------------------------------------------------------------


La luz penetrante del Sendero


En términos esotéricos, nos dice Torkom Saraydarian –citando al maestro tibetano Dwhal Khul- que la luz que brilla desde la constelación de Tauro es “el transmisor de la luz cósmica”. De hecho, vivimos nuestra existencia como un sendero que parte inevitablemente de nuestra conciencia... ¿hasta dónde llegará este sendero? Una manera de decirlo (o de intuirlo) es que se extienda hasta alcanzar dimensiones planetarias, solares o cósmicas.

Sea como fuere, este sendero es más corto de lo que podemos pensar. Está entre una persona y su Yo verdadero. Y sólo se le revelerá al hombre cuando éste se convierta en el sendero mismo.

Puede haber muchas perspectivas, pero hay un solo sendero, lo que quiere decir una sola dirección. En estos términos, implica que hay una vida vivida para trabajar el “plan cósmico” y no para el logro de los modestos planes personales. Implica que una vida es la expresión misma de la “finalidad” cósmica y a través de esto se comprende por qué su destino es ser subsumida por la “causa” de todas las formas vivas (incluyendo la propia).

Todos los demás senderos conducen a un punto muerto, al sufrimiento y al dolor. La comprensión del sendero verdadero aparece en la conciencia de una persona después que ésta ha perdido mucho de su tiempo y su energía sumida en sus intereses personales. Recién entonces puede llegar a comprender que el sendero sólo lo encontrará cuando “se pierda” por el bien de todos, además del suyo propio. O sea que el sendero real se extiende entre “el Yo perdido y hallado”.


La energía de Tauro: de la irradiación a la acumulación (de la energía a la masa)
Cuando miramos desde nuestra habitual -y distorsionada- perspectiva, en general suponemos que la explosión ariana tenía posibilidades de seguir un camino lineal a partir de su irrupción. Sin embargo, la fase taurina revela una necesidad básica de la energía: la de lentificarse y acumularse a sí misma. Dicho de otra manera: si la Vida siguiera siempre en “el modo Aries” iríamos de explosión en explosión pero ese estado de velocidad, luminosidad y calor continuamente crecientes impediría cualquier proceso porque lo irradiado, apenas manifestado, se disiparía sin dejar huellas.

Tauro es entonces la fase donde -para que un proceso dure y persista una vez iniciado- la energía necesita adoptar una “actitud” fundamental: dejar de manifestarse libremente para empezar a autoacrecentarse, a hacer acopio, a tener reservas de sí misma.



Por necesidad, entonces -porque de otra manera el proceso no tendría continuidad- la energía se pone en este paso muy lenta, revelando un mínimo de despilfarro y un máximo de contracción. Para facilitar este registro podríamos decir provisoriamente que el pasaje desde el estado de energía pura al de masa está contenido en el momento mismo de la manifestación. O sea que el momento inicial de explosión de la energía –Aries- conlleva una inercia implícita, que necesitará manifestarse más adelante. Dicho de otra manera, la inercia sólo se percibirá cuando la energía haya devenido en masa. En esta fase, la masa “porta” la energía ariana acumulada en estado potencial, lo que nos dice que la polaridad activa de Aries y la receptiva de Tauro están mutuamente implicadas.

Este signo expresa, por lo tanto, el momento en el cual la materia “oscura” revela la energía latente en su interior. Es la fase que nos habla de la materia como fantástico depósito de energía, el símbolo de la Tierra en la expresión máxima de su fuerza. No debe sorprender que el 22 de abril -día posterior al arranque de Tauro en el Zodíaco- haya sido elegido desde hace unos años como el “Día de la Tierra”. Esto es propiamente Tauro: la expresión arquetípica de lavida pura que está allí para ser gastada, aunque ella misma no se gaste nunca.

En los términos de la física contemporánea –y en analogía con lo zodiacal- Tauro es equivalente al principio de la masa y de la resistencia. Es energía potencial así como Aries es energía cinética. Por ello, en los puntos máximos del dibujo del signo aparecen elpeso, la inercia, la concreción, la lentitud, el crecimiento. Tauro es la lentificación necesaria para que aparezca la materia como potencialidad, como materia prima. Recién en otras fases del Zodíaco esta materia resultará elaborada y se presentarán las formas, con su enorme variación. Pero para que advengan estas fases se requiere un enorme depósito de materia, de energía quieta, que permita la aparición de procesos estables.

Entre energía y masa, por lo menos desde el punto de vista einsteniano, hay una intrínseca relación que depende de una constante: la velocidad de la luz. Esta regula la oscilación entre dos estados extremos: todo radiación o todo masa, todo explosión en un máximo de luz; o pura masa inerte incapaz de emitir luz alguna. La física nos ha familiarizado con el hecho de que toda energía, en especial la radiante –luz, calor, ondas hertzianas- posee masa. Por eso la masa aparece en la teoría de la relatividad como la inercia de una cantidad de energía, esto es, lo que la energía acumula a partir de sí misma cuando su velocidad disminuye. Dicho con extrema simplificación pero gráficamente, la energía rápida sería la radiación y la energía lenta sería la materia.



La “luz”, entonces, ha quedado adentro, en el interior de esa masa “oscura” que comienza a extenderse y a cobrar volumen pero que no llega a ahogar el estallido del origen. Luz y masa, energía y materia, se realimentan, se equilibran, se necesitan mutuamente. Son dos aspectos de lo mismo. La energía de radiación (Aries) necesita lentificarse para conservarse a sí misma. La acumulación de energía o masa que esto produce (Tauro) genera a su vez la atracción gravitatoria que frena el proceso de expansión ilimitada iniciado en el “Big Bang” ariano. Vemos entonces en juego, en estos dos pasos iniciales del Zodíaco, los dos grandes vectores de fuerza que constituyen la expansión y la contracción del universo.

El segundo trabajo de Hércules: 
el deseo en Tauro (“La captura del Toro de Creta”)
La energía de Tauro es la energía del deseo en procura de la manifestación. Esotéricamente se dice que en Tauro se abre “el ojo del Toro”, que equivale al tercer ojo espiritual. En el ser humano, históricamente, la energía del deseo fue lo que se convirtió en materia y luego en agresividad, para acrecentarla a expensas de los demás.



En “Los Trabajos de Hércules”, a éste se le encomienda rescatar un toro sagrado que un rey había capturado e intentado sacrificar para sí. Al toro lo llevaron a una isla y Hércules, cruzando el agua, fue hacia ella y tras muchas dificultades liberó al toro. Montado en éste, cruzó el océano y lo trajo de vuelta a sus dueños, que eran tres cíclopes (personajes míticos de un solo ojo).

Simbólicamente, el toro es el alma humana, entendida como “la Chispa divina que cayó en la materia” de los cuerpos físico, emocional y mental (que forman una unidad).
En el “sendero de la evolución”, esa triple personalidad domina al alma como un rey tiránico, la usa como esclava y a veces hasta la sacrifica en pos de sus intereses separativos.

Hércules simboliza el “Angel Solar”, cruzando el mar de la materia y llegando a la isla que aprisiona al toro, para liberarlo y traerlo de retorno.

Los tres cíclopes simbolizan lo que los esotéricos denominan “los tres átomos permanentes de la Tríada Espiritual” formada por “la luz de la mente superior, la intuición y el poder volitivo átmico”. El primer cíclope se llama Arges (la actividad) que es la función de la “sustancia mental superior”. El segundo es Stéropes, cuyo nombre significa “relámpago” y se refiere a la intuición. El tercero se llama Brontes, que significa trueno, poder o “deseo volitivo”. De esta manera el toro del deseo (el alma humana) se transforma en el toro de la aspiración y la dirección.



En cada “chispa humana” la voluntad de “ser” y la voluntad de “vivir”, están en existencia. Existe el deseo de entrar en la materia y el de salir de ella y “entrar en la libertad”. Se dice (esotéricamente hablando) que “los Angeles Solares se encontraron con los hombres en el momento en el que se alcanzó el punto más bajo de la identificación con la materia y las ‘chispas humanas’ estuvieron dispuestas para volver sus rostros hacia el Ojo de Toro, la Mónada”.

En el drama alegórico de Hércules, podemos ver fácilmente que éste era el rey que quería sacrificar al toro. Pero que a su vez él mismo era el toro que aguardaba la liberación, y también era el héroe que salvaba al toro. Estas son las tres fases del mismo individuo simbolizado en la alegoría.


La liberación del despertar (del hechizo y la ilusión)
En la tradicional festividad de Wesak, en las alturas del Himalaya, dedicada a la meditación de la segunda lunación del zodíaco, la del mes de Tauro, se dice que el alma humana crea un puente entre la humanidad y la divinidad. De esta manera se arroja luz en el sendero de los hombres, especialmente durante el momento exacto de la Luna Llena de Tauro. Por eso, se dice que esta festividad es de la “liberación del despertar”, de la transfiguración y del “viaje hacia el hogar”. En el momento exacto de la Luna Llena, durante un corto momento, un conocimiento del “sendero” atraviesa instantáneamente el alma de la humanidad y ésta recibe una sacudida.
La festividad de Wesak es un trabajo de construcción de puentes entre la humanidad y la divinidad, y la meditación en esos momentos crea un equilibrio entre nuestro yo interior y el “Yo superior”, porque armoniza e integra la naturaleza física, emocional y mental.


En esta oportunidad se comprende que el alma humana puede funcionar sin la deformación de “maya”, de los hechizos e ilusiones. Se puede tocar un punto de estable equilibrio. Sin la luz, el amor y el poder de la “Tríada espiritual”, la personalidad se convierte en un instrumento musical fuera de tono, desafinado física, emocional y mentalmente.
La meditación evita la abstracción malsana dentro del “país de las fantasías” armado por nuestros pensamientos.


Zodíaco Mayor y Menor, Pléyades y Osa Mayor...
En los textos llamados esotéricamente de “La Sabiduría Antigua”, se dice que el espacio está poblado por grandes vidas que cíclicamente se tienden las manos unas a otras, transfiriendo energía desde las “fuentes superiores” hacia sus “hermanos menores” del espacio.
Nuestra Tierra es una entidad viva. Nuestro Sistema Solar es una entidad viva. El Zodíaco, en conjunto, es un grupo de grandes vidas que, un siglo tras otro, prestan gran servicio a una entidad que es el Zodíaco Mayor, como un loto de mil pétalos dentro del cual nuestro Zodíaco conocido es como un loto de doce pétalos.

Durante la Festividad de Wesak o Luna Llena de Tauro, se establece una relación única entre la Tierra, el Sistema Solar, el Zodíaco menor (el que nosotros conocemos y usamos) y el Zodíaco Mayor (el de las estrellas). Por eso, Tauro vincula al Zodíaco menor con el mayor, cuyos representantes son respectivamente la Osa Mayor y las Pléyades.


Siempre tenemos en los días cercanos a la lunación de Tauro una configuración única de planetas y galaxias (un triángulo formado por la Osa Mayor, las Pléyades y Tauro) pero hay oportunidades en que esta transmisión energética es mayor y más potente.

De acuerdo a la teoría esotérica de los Rayos, con estas energías tenemos presentes en esta época la vibración del séptimo rayo, la de Acuario y la de la estrella Sirio.


Tauro en la psicología humana: 
la naturaleza de la voluntad
Esta época, por lo tanto, siempre fue considerada la más potente del año, porque en ella se ofrece la posibilidad de la “iniciación”. Luego, en la lunación del mes de Géminis, esta energía así acumulada en el alma de cada ser humano, se libera en todos los niveles de la humanidad posibilitando la creación de relaciones humanas integradas y sintonizadas con la totalidad.
El maestro Tibetano dice que “el secreto íntegro de la finalidad y el plan cósmicos está oculto en el signo de Tauro”. También nos recuerda que “hasta que la humanidad no haya captado la naturaleza de la voluntad, no se captará el significado verdadero de la influencia taurina”.

Al parecer, desde siempre la “influencia” taurina produjo en las naciones y los grupos -por un lado- una obstinación o voluntad de poder, característica de naturalezas poco maduras. Pero al mismo tiempo siempre facilitó una estimulación para servir al “plan cósmico”. O sea que Tauro puede tanto forjar los instrumentos para la vida constructiva como para la destrucción. Puede forjar las cadenas que atan o crear la llave que abre el misterio de la vida. Recordemos que uno de los regentes esotéricos de Tauro es Vulcano, entidad “planetaria” virtual, y es a quien le compete “la forja” de los procesos temporales.

También nos recuerda el Tibetano que Tauro es un signo sintético, en el sentido de que aporta expresión del impulso interior de alguna naturaleza definida sobre el plano físico. Esto lo hace porque su cualidad básica se expresa como deseo, en los hombres en general, y a veces se manifiesta incluso como porfiada adhesión a los fines de la personalidad. Pero también se expresa como voluntad o propósito dirigido y activado por el impulso del amor, en aquellos seres humanos que han comenzado un trabajo interior comprometido, y en los que ya se connota una adhesión a “la finalidad del alma” de lo humano.

Por todo esto, el efecto anual de la energía de Wesak es siempre fortísimo en las personas que están bastante (o muy) comprometidas con el trabajo de reunificación “adentro-afuera”.


Venus rige exotéricamente a Tauro: por eso esta energía también puede juntar hombre con hombre, grupos con grupos, y naciones con naciones. Y si bien la energía taurina puede crear conflicto entre materia y espíritu, a su tiempo permite revelar las causas del mismo y entonces lleva la armonía venusina a un plano más sintético.

Wesak es, en definitiva, el “nuevo día” en el almanaque espiritual.


La “iluminación” o expansión de la conciencia (o el conocimiento en el nivel causal)
En estos días de lunación taurina, todos los que trabajan en pro de la unidad de la humanidad, y quienes realmente se empeñan más allá de sus satisfacciones físicas para alcanzar y tocar este campo de energía, pueden grabar en su interior visiones, ideas y metas relativas a lo que damos en llamar “la Nueva Era”.

Una de estas ideas tiene que ver con la importancia de la meditación. Cada vez más, se hace vívido que los días de luna nueva y luna llena son días especiales dentro del mes, excepcionales para dedicarlos a una finalidad más amplia que las preocupaciones cotidianas. Dentro del año, las tres lunaciones iniciales del zodíaco también figuran en este calendario de excepción, y dentro de estas tres, la de Tauro o Wesak brilla de manera especial.

La conciencia en expansión es como el agua de un río, que se va abriendo paso desde los arroyos y afluentes hasta el cauce principal y de éste hasta la desembocadura en el océano. A medida que vamos abriendo dentro nuestro niveles cada vez más sintéticos, nos ponemos en contacto creciente con otros modos conscientes más vastos, que incluyen lo humano particular y lo integran en una unidad consciente aún mayor. Ese gran proceso unificador abre ante nuestros ojos el esplendor oceánico de nuestro Ser. Pero es obvio que si estamos enfocados en el nivel emocional, la expansión será vivida de manera diferente de cuando estamos enfocados en el nivel intuitivo.

El registro, la asimilación y la irradiación de estas energías dependen del estado de los centros de nuestro cuerpo etérico. Pero a medida que avanza el proceso de registro y asimilación de energías, construimos nuevas relaciones con los mundos físico, emocional y mental, y estas relaciones expanden nuestra conciencia. Si en estas tres primeras lunaciones del año efectuamos la preparación necesaria, expandiremos realmente nuestra conciencia (y tocaremos, aunque sea muy tenuemente, ese estado que los textos esotéricos denominan “iluminación”) porque veremos las cosas más claramente y en mejor relación, en estos tres niveles del esfuerzo humano.

De esta manera no sólo se expandirá nuestra conciencia sino también nuestro conocimiento, pero entendido como la experiencia directa del conocer, algo así como franquearnos al brillo del sol y de unificarnos con él, despertando a la vida real, a las auténticas funciones de la Gran Vida. El conocimiento del que se habla, en este sentido, no necesita del análisis, la comparación, la inducción o la deducción. Se trata de un conocimiento que habita el “mundo de las causas”, y por lo tanto no resulta afectado por el “mundo de los efectos”. Desde ese “plano causal” es posible ver lo que está ocurriendo en el plano de los efectos, pero sin ser afectados por éstos.

Cuando nuestro conocimiento se expande cada vez más, podemos percibir algo así como una “voluntad” o propósito, detrás de las causas. Y podemos ver también los efectos directos o deformados de estas causas. Cuando tomamos conocimiento de las energías, de la continuidad de la vida, de los estados como la alegría, la paz, el amor y la belleza, vemos que estaban allí todo el tiempo, pero que ahora despertamos y tomamos conocimiento de su existencia. Tomamos conocimiento del hecho de que pertenecen a nuestra “naturaleza mayor”, y que por lo tanto también integran nuestra propia naturaleza individual. Así, el conocimiento conduce a la realización.

Durante la Luna Llena de Wesak tenemos una gran oportunidad para limpiar los impulsos oscuros y ciegos dentro de nuestro cuerpo etérico, los hechizos o emociones negativas y las represiones de nuestro cuerpo astral-emocional y las ilusiones y enlodados pensamientos de nuestras mentes. Podemos así plantarnos en la luz de nuestro conocimiento espiritual.


En la época de la Luna Llena de Tauro se abre una ventana a través de la cual el hombre llega a un nivel altísimo de realización debido a una gran revelación que nace de su conocimiento. Si logra la alineación y la integración necesarias por un momento, el infinito se le franquea y le habla. Siente por un momento que él ES y que el cosmos ES. Que es parte del cosmos, que es uno con el cosmos. Entonces, desaparecen toda su desesperación y toda su separatividad, que son las causas de su aflicción.

Los pasos que conducen a este conocimiento
La ayuda del “Guía interior”
El ser humano puede salir de su estado consciente mental anterior y por primera vez sentir una síntesis tremenda, una tremenda sensación de unidad, una tremenda claridad de visión. Esta es una señal de que está entrando en el conocimiento del plano intuitivo (llamado “búddhico”) y la persona siente la poderosa energía de la expansión de conciencia. En el esoterismo, se dice que la luz del Ojo del Toro es la fuente del plano intuitivo o búddhico.
El amor es razón pura, “iluminación” y puro entendimiento. En realidad, la palabra “buddhi” significa entendimiento en el nivel causal y por eso al Buda se lo denomina el Señor de la Compasión y del entendimiento, o “el iluminado”.
La ayuda de la meditación y de la disciplina cotidiana
Si una persona se dedicó profundamente a purificarse, puede empezar a tocar un plano del conocimiento que se da en llamar “nirvánico o átmico” que, según el budismo, sería la meta de cada ser humano en este ciclo de evolución. Este es el plano de la compasión, de la paz y la serenidad profundas, de la “armonía divina”.

Obrar bien (disciplinar la lengua, el cuerpo, las emociones y la mente) o sea, “limpiar el karma”
Esto es algo equivalente a “pagar las deudas” para no quedar debiendo nada en los anteriores niveles. Recién entonces se concede la entrada al “plano monádico” donde se recibe la “sacudida divina” y el ser humano se entera de que es un “Yo-uno con el Cosmos”. Obviamente, son muy pocas las personas que llegan hasta este paso.

Se dice que en esta etapa todo lo que la persona abrigó durante siglos, todo aquello en lo que pasó su tiempo, energía y vida, desaparece, y entonces encuentra la libertad. Esta energía de desapego se atribuye a la estrella Sirio. En este momento, la persona es un Maestro.

Cómo participar de Wesak
No hace falta participar del ritual vivo en el Himalaya sino, por el contrario, advertir que los acontecimientos tienen siempre lugar en varios planos de la existencia. La festividad de Wesak es un gran trabajo de construcción de una línea de comunicación entre materia y espíritu o (según la mirada esotérica) entre los siete planos de la existencia.
Sí es un prerrequisito, para aprovechar la energía de este momento, practicar la continuidad de la conciencia. Esta se logra cuando el hombre puede construir el puente que conecta la brecha psicológica entre la mente separativa y la mente sintética. La mejor manera de construir esos puentes es a través de la meditación esotérica.
Los tres días previos a la lunación deberían ser de “vida depurada” y de contacto con la transformación. El mismo día de Wesak debería haber una orientación hacia la belleza, la bondad y la verdad, porque éste es el día mismo del contacto. A medida que las grandes energías del momento penetran en nuestro sistema, provocan algún grado de transfiguración, luego de lo cual podremos tomar grandes decisiones sobre cómo cambiar nuestra vida. Durante los tres días posteriores es necesario “bendecir a los demás”, irradiar amor y compasión a todos los seres vivos, a toda la humanidad, aceptándola como una gran fraternidad.

La estrella Sirio y la Libertad
Todo lo que sigue está expresado en términos esotéricos: se habla de esta estrella, Sirio, como de una “Gran Vida” relacionada estrechamente con nuestro sistema solar, con nuestro Logos solar y con nuestro pequeño planeta. La energía de esta Gran Vida, a la manera de un Gran Imán, penetra en nuestro sistema, en cada átomo, célula, forma... y va liberando progresivamente la “chispa” latente en ellos.

En la línea de esta tradición esotérica, se dice que esta liberación progresiva es la causa de la radioactividad, de la sensibilidad, del deseo, de la aspiración, de la decisión, del “plan”, de la finalidad del cosmos, de la buena voluntad y de la voluntad en pro del bien.

La energía de esta Gran Vida (del Gran Imán) se llama en nuestro idioma “el principio de la libertad”, o sea, la energía misma de la libertad. Citando de nuevo literalmente estas alegorías, se dice que Sirio “ese gran sol... es para nuestro Logos solar lo que la Mónada es para el hombre espiritual”. Esto significa esotéricamente que nuestro Logos Solar aspira, a través de toda su creación y de todos sus reinos, a la fuente misma de la Libertad y que ésta es la nota clave de nuestro sistema solar y la respuesta a todos nuestros problemas. Sólo florecemos si trabajamos conscientemente a favor de la libertad y la ganamos a través de la autodisciplina, venciendo al pequeño yo e introduciéndolo en la transfiguración.

La creación es un gran drama de contracción y expansión, de materialización y de espiritualización. El gran proceso de expansión desarrolla y libera al espíritu en la materia, en la forma, y crea todos los reinos, todas las relaciones, toda la belleza y la armonía, y revela la síntesis. La energía motivadora, el Impulso y el ímpetu de este gran movimiento hacia la espiritualización y la unidad, es energía de libertad.

La libertad está o yace debajo o detrás de todo progreso. Podemos percibir el significado de la libertad si observamos a un árbol o a una flor que florecen, o a un pájaro que rompe el cascarón... o en los ojos de un niño cuando da sus primeros pasos y pronuncia su primera palabra.

Podemos ver el accionar de este principio de la Libertad en la vida de las personas que están iniciando su trabajo de auto-indagación profunda, en el momento en que procuran liberarse de sus hechizos, celos, odios y miedos, de la esclavitud de su vida física y emocional, y empezar a vivir una vida de desarrollo progresivo.

Podemos verla también en los que ya hicieron un poco más de camino, procurando liberarse de sus arcaicas ilusiones y entrar en una vida de luz y de amor, de alegría. Intentando desarrollar una comprensión universal y un sentido de unidad, procurando ser libres con un sentido de responsabilidad.


¿Cuáles son las “iniciaciones” de las que hablan todas las religiones, todas las escuelas esotéricas? 
No son más que los grandes pasos dados en el sendero hacia una Libertad cada vez mayor. En este sendero, la "chispa” del átomo se libera progresivamente, como lo dice este hermoso recordatorio esotérico antiguo:

Se irradia en la materia,
florece en la flor,
siente en el animal,
desea en el hombre,
aspira en el hombre avanzado,
ama y planifica en los discípulos,
se sacrifica en los Maestros,
llega a su hogar, destino y propósito,
y se convierte en su Yo Real.


Podemos ver el recorrido de esta libertad en las vidas de los (auténticos) “grandes hombres y mujeres”. Asimismo, podemos verla en la vida de cada nación según cómo esta nación pretende ser, cómo quiere individualizarse y ser independiente.

Gradualmente, esta energía de libertad rompe las arcaicas pautas de separatividad y agresividad, y lleva a que el hombre piense y se viva en términos de una sola humanidad, de un solo mundo. En el mundo esto también ocurre porque (pese al dolor terrible de la guerra y la violencia, y proporcional a él) crece el sentimiento colectivo de que hay un solo camino para terminar con este dolor y éste es la unidad de las naciones.


La alegría como celebración de la Libertad
Hubo una alegría humana general cuando se traspasó por primera vez el antes intraspasable círculo de la Tierra, y el hombre puso su pie en la Luna, dándonos un nuevo sentido de la proporción en el sistema solar. ¡Cuánto mayor será la alegría cuando se rompa el cascarón de nuestro sistema solar y el ser humano se interne en el cosmos, y equivalentemente en la conciencia de su alma, de su espíritu, de su esencia “de estrellas”!

Todas estas son posibilidades ciertas, porque el hombre es, en su verdadera naturaleza, “espacio comprimido”. La liberación de ese espacio tiene lugar muy rápidamente debido a la nueva luz, poder y amor que están ingresando al sistema.

La alegría es el sentimiento, la conciencia y el conocimiento de que estamos en el proceso de llegar a ser libres, y esta libertad se vive con un sentido de responsabilidad y de unidad. O sea, no se vive para cada uno en particular, sino para la totalidad. Y esto significa sacrificio.

La alegría es el conocimiento de esta expansión en crecimiento permanente. La alegría es la sustancia por la que el cántaro se construyó en nosotros a través del trabajo y de las lágrimas, de los pesares y del sacrificio. La humanidad logró construir ese cuenco, ese cántaro, a través de las manos de sus hijos más acabados y liberados. Es el Cántaro que se llena con la energía de Acuario y la alegría desciende en él a través de las bendiciones del Buda.

Si podemos destruir y barrer las seculares acumulaciones de nuestras supersticiones, prejuicios, hechizos e ilusiones, y la pesada nube de nuestra ignorancia, orgullo, codicia y vanidades, de esta manera liberaremos a la chispa que está prisionera en nosotros. Y a su tiempo, abriremos la gran visión en nuestros ojos que son esencialmente... ¡soles en permanente crecimiento cuyos rayos darán un día vida a un planeta, a un sistema solar!

Por eso, existe la alegría del infinito en el Valle de Wesak 
durante la Luna Llena de Tauro...
Fuentes:
“Sinfonía del Zodíaco”, de Torkom Saraydarian., Bs.As., Kier, 1986
“Los Trabajos de Hércules”, de Alice Bailey, Madrid, Luis Cárcamo ed.,1983A
"Astrología Esotérica (Tratado sobre los Siete Rayos- Tomo III) de Alice Bailey, Buenos Aires, Ed. Lucis, 1995.
"Introducción a la Astrología Esotérica", Seminario de Eugenio Carutti, Buenos Aires, Casa XI, 2001.
"Astrología y Mandala: el Zodíaco como pulso e impregnación”, Seminario de Olga Weyne, Bs.As., Red LunaVenus, 2007.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
(*) Olga Weyne, Reflexiones escritas para el ciclo de "Meditaciones de Luna Llena" de la Red LunaVenus – 2007/2008.
Este texto y otros similares, fueron escritos a partir del año 2001 y sirvieron como material interno de los grupos de la red; en este caso específico también como apoyo para los asistentes a las meditaciones.

Hay copyright de todo este material.
Sus contenidos están a disposición de quien desee usarlos -citándolos como fuentes o notas- para aporte o refuerzo de sus propias reflexiones.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
OW- Buenos Aires (CABA) 4 de mayo 2015.

lunes, 27 de abril de 2015

ASTROLOGÍA Y SIGNIFICADORES KÁRMICOS. "TODO EMPIEZA CON LA MUERTE"

CICLO 2015
Grupo semanal de días jueves (19 a 21 hs)
Para egresados o alumnos avanzados
Coordina: Olga Weyne
Foto: Marcela Straguzzi, diciembre 2014

PRIMER TRIMESTRE (HASTA EL ARRANQUE DE CÁNCER: 21 DE JUNIO)

 VIDAS PASADAS y KARMA
Revisión y profundización de los vehículos astrológicos más fértiles para explorar estas poderosas intuiciones:
Casa XII, Carta Dracónica, Pre-Luna Progresada y Ciclo Sol-Luna,
Eclipse solar prenatal, Ciclos (Saros) de los Eclipses Solares y Lunares.

DESDE LAS CARTAS NATALES DE LOS ASISTENTES.

Pese a nuestros esfuerzos, estos abordajes siguen chocando con el sendero por el que aún transita la conciencia occidental actual. Es sabido que existe el riesgo, en la lectura de una carta natal, de simplificar y banalizar peligrosamente estos temasEstaremos por lo tanto atentxs a cómo pueda operar en nosotros la fascinación del "pensamiento mágico". 
---------
Los temas de los trimestres siguientes se irán publicando paulatinamente.
---------
Inscripción y reservas, escribir a: 
olgaweynecursos@gmail.com
ZONA: Palermo, a dos cuadras de Sta Fe y Scalabrini Ortiz, estación del subte D.
---------------------

Para retornar a ASTROLOGÍA, CICLO ANUAL 2015 
(otros cursos) hacer clik aquí 


SUGIERO LEER LOS CONTENIDOS QUE SIGUEN, ANTES DE INSCRIBIRSE.


PARA SUMARTE A NUESTRAS REUNIONES DE DÍAS JUEVES TE PEDIMOS LEER LAS PROPUESTAS QUE SIGUEN. SOBRE TODO, EVALUAR SI ESTÁS EN UN MOMENTO DE TU VIDA EN EL QUE  PUEDAS...

... mirar en lo posible sin miedos e intentar descubrir el discurso engañoso de nuestros prejuicios milenarios sobre la muerte.
... correr fronteras en nuestra percepción acerca de lo abierto y sobre la vastedad cósmica en la que navegamos.
... reconocer que hasta el momento hemos llamado "Vida" a nuestro camino humano sin apreciar debidamente la llave mayor de su secreto: lo que llamamos "Muerte".  

SI QUERÉS LEER ALGUNAS REFLEXIONES MÁS SOBRE EL TEMA, HACÉ CLIK AQUÍhttp://oweyne.blogspot.com.ar/2015/04/la-muerte-como-aventura.html 
----------------
Inscripción y reservas, escribir a: 
olgaweynecursos@gmail.com

ZONA: Palermo, a dos cuadras de Sta Fe y Scalabrini Ortiz, estación del subte D.
---------------------
PARA RETORNAR A LA PÁGINA INICIAL: ASTROLOGÍA, CURSOS 2015 (otros cursos)

LA MUERTE COMO AVENTURA ...

... ABRIÉNDONOS A UNA ASTROLOGÍA DEL SISTEMA SOLAR Y DE LA GALAXIA 
La muerte puede ser mejor considerada como la experiencia 
que nos libera de la ilusión de la forma... 
La muerte es sólo un intervalo 
en una vida de progresiva acumulación de experiencia... 
Indica una transición definida de un estado de conciencia a otro. 
Alice Bailey / Djhwal Khul (1)
--------------------------------------------------------
Nuestro presente ciclo es el fin de la era. 
Los próximos doscientos años verán la abolición de la muerte, 
tal como ahora comprendemos esa gran transición, 
y el establecimiento de la realidad de la existencia del alma".
El reinado del temor a la muerte casi ha terminado, 
y entraremos pronto en un período de conocimiento y seguridad, 
que socavará la base de todos nuestros temores.
 Alice Bailey / Djhwal Khul (2)
--------------------------------------------------------

ASTROLOGÍA DEL SIGLO XXI
EXPERIENCIA VITAL + COMPROMISO EMOCIONAL (NO SÓLO MENTAL) CON EL SALTO CUÁNTICO

Desde el siglo XIX en adelante, la astrología en occidente derivó en una síntesis de tradiciones. Desde el último tercio del siglo XX, en varios lugares del mundo y también en la Argentina, se sumó el aporte inestimable de la psicología, en particular desde su vertiente jungiana. 

Muchos pudimos formarnos dentro de esta línea a partir de las síntesis de Liz Greene y en nuestro país de Eugenio Carutti, profundos lectores ambos de las tesis del maestro Dane Rudhyar, quien inicia la gran tarea de unir estas tradiciones. Pero también es con Dane Rudhyar con quien se bifurca el desafío (3).

La astrología humanística -de base psicológica- continúa hasta nuestros días centrándose en el mejoramiento psicológico o de sanación (personal o grupal). Esta tradición astrológica sigue siendo enormemente necesaria todavía, para terminar de limpiar los residuos de la Era de Piscis. Hasta que no nos conste vivencialmente y no sólo conceptualmente que somos la Tierra, esta limpieza de los psiquismos individuales es un paso ineludible y prioritario.

Pero la intuición ariana de Dane Rudhyar, astrólogo, músico y esotérico, nos impulsó ya a mediados del siglo XX a "saltar la ola" y proponernos meditar sobre una Astrología del Sistema Solar y Galáctica. Fue uno de los primeros que intentó ligar las propuestas liminares del maestro Djwhal Khul -expresadas en el texto Astrología Esotérica de Alice Bailey- con las del último Carl G. Jung, el de las meditaciones cuánticas. El Ritmo de la Totalidad fue una de sus últimas obras editadas y sin embargo se percibe allí su contexto de partida. 

El ámbito de reflexión sobre la Muerte que aquí propiciamos, pide un abordaje astrológico de este último tipo. El punto de partida sigue y seguirá siendo, por definición, el de la astrología humanística o psicológica. Pero se hace cada vez más apremiante que la situemos en su nivel correspondiente: dentro de los otros grandes ciclos mayores, que el hombre habita por lo general sin advertirlo. Parece visible en muchas escuelas que a partir del siglo XXI la fórmula para la apertura de la conciencia humana -para el portento de su capacidad de simbolizar- será por mucho tiempo astrología= experiencia vital + compromiso de salto cuántico.

Por eso creo que es necesario diferenciar el horizonte de la astrología humanística actual del horizonte más amplio e incluyente de la astrología  del sistema solar, que mucho más adelante será el la galaxia y mucho más adelante aún otras aperturas inimaginables siquiera desde nuestro presente. Esta percepción de lo incluyente progresivo se va instalando en nuestro psiquismo actual, a medida que asoma la incipiente Era de Acuario. Es lo que intenté expresar en la ecuación arriba sugerida. 

También creo que ambas vertientes de la astrología -la humanística (planetaria) y la solar (del sistema solar y galáctico)- aparecen en estos momentos desordenadamente entrelazadas. Entiendo que habrá que resignificar con paciencia qué queremos decir con “conocimiento” astrológico, para ir limpiando este desorden. Creo que a medida que la astrología del sistema solar se haga cada vez más apremiante en nosotros –y ya está ocurriendo- no nos alcanzará la expresión apertura de la percepción desde donde la astrología humanística sigue centrando aún su propósito.

Esta deriva, que en mi opinión no podremos evitar, dentro de poco tiempo cerrará el paso al doble discurso que hoy todavía adormece a algunos astrólogos. En particular sobre temas de reflexión acuciantes como el de la muerte, la enfermedad, las situaciones-límite. 
----------------------------
 Venimos reflexionando sobre estos temas -en grupo- los jueves de 19 a 21 hs (4). No para proponer osadías a destiempo. Sí para acompañarnos y armar redes de contención, ante la reflexión (y práctica) más urgente y necesaria de estos tiempos: nuestro contacto con la muerte. Para poder asumir sin miedos y con alegría que todo cambió en el planeta. 

Creo que podríamos empezar a mirar cara a cara, de a poco, dos cuestiones que en general eludimos. La primera es obvia: el sinsentido de seguir negando o traduciendo infantilmente el único hecho cierto y predecible de nuestras vidas a nivel consciente: que un día nosotros y nuestros seres queridos, moriremos. La segunda cuestión: el sinsentido de negar la continuidad de la secuencia vida/ muerte/ vida/ muerte y su consecuencia natural: la Vida antes y después de la muerte (y nótese que escribo Vida con mayúscula porque no me estoy refiriendo a conciencia individual).

*****************************************************************************************
SI TENÉS TIEMPO, AQUÍ VAN ALGUNOS TEXTOS, MEDITACIONES Y FUENTES SOBRE "LA MUERTE COMO AVENTURA"

LA IMPERMANENCIA
"No hay lugar en la tierra donde la muerte no pueda encontrarnos, por mucho que volvamos constantemente la cabeza en todas direcciones como si nos halláramos en una tierra extraña y sospechosa. [...] 

Si hubiese alguna manera de resguardarse de los golpes de la muerte, no soy yo aquel que no lo haría. [...] Pero es una locura pensar que se pueda conseguir eso. [...]
Los hombres vienen y van, trotan y danzan, y de la
muerte ni una palabra. Todo muy bien. Sin embargo, cuando
llega la muerte, a ellos, a sus esposas, sus hijos, sus
amigos, y los sorprende desprevenidos, ¡qué tormentas de
pasión no los abruman entonces, qué llantos, qué furor, qué
desesperación! [...]
Para empezar a privar a la muerte de su mayor ventaja
sobre nosotros, adoptemos una actitud del todo opuesta a la
común; privemos a la muerte de su extrañeza, frecuentémosla, acostumbrémonos a ella; no tengamos nada más presente en nuestros pensamientos que la muerte. [...] 

No sabemos dónde nos espera la muerte: así pues, esperémosla en todas partes. Practicar la muerte es practicar la libertad. El hombre que ha aprendido a morir ha desaprendido a ser esclavo". (5)

APRENDIZAJES

Comienzo 
a perder instantes.

A perderme.
Una décima de segundo.
Un milésimo de silencio.

Nada me despoja.

Todo me desnuda.

Es lo infinito que regresa.

Aprendo

a habitar el esplendor

de la sombra.

 (6)
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Olga Weyne, Buenos Aires (CABA) 27 de abril 2015
------------------

NOTAS
(1) Alice Bailey / Djhwal Khul: La Muerte, una gran aventura (títulos de los capítulos VII y VIII)
http://www.sabiduriarcana.org/la_muerte_una_gran_aventura.htm

(2) Alice Bailey / Djhwal Khul: Tratado sobre magia blanca o el camino del discípulo
http://www.sabiduriarcana.org/la_muerte_una_gran_aventura.htm

(3) Fue Eugenio Carutti quien me entreabrió las puertas de esta poderosa síntesis (Alice Bailey/ Jung/ Rudhyar). Este último en particular partió mi cabeza y sacudió mi percepción en los inicios de mi contacto con la astrología. Si bien transité los textos más conocidos de Rudhyar como casi todos los investigadores de aquellas épocas, nunca dejaré de agradecer a Eugenio la sugerencia de agregar también "El ritmo de la totalidad" (Wheaton, 1983). 

Las exploraciones actuales de E. Carutti sobre Inteligencia Planetaria, además de tantas otras fuentes, reconocen indudablemente todos estos antecedentes, particularmente las ideas-fuerza de D. Rudhyar en Planetarización de la conciencia (N. York 1972). 
Esta poderosa apertura está presente también en otras partes del mundo (acrecentándose en la última década). Ver por ejemplo: Vicente Merlo: De Rudhyar a Tarnas: sugerencias para una nueva cosmovisión. http://w"ww.escuelahuber.org/boletines/bol-55.htm/bol55-03.htm

(4) Para informes e inscripción al grupo de reflexión "Todo empieza con la muerte". Hacer clik aquí: http://oweyne.blogspot.com.ar/2015/04/astrologia-y-significadores-karmicos.html

(5) Fragmentos de un texto de MONTAIGNE
(En: “El libro tibetano de la vida y de la muerte" de Sogyal Rimpoché, Barcelona, Ed.Urano,1994)).

(6)  Gracias, por los siempre oportunos recordatorios de Norma Osnajansky, quien rescató en su página de facebook, para todos nosotros, ese prodigioso poema de Ana Emilia Lahitte, escritora argentina fallecida en 2013. Sus obras son de diversos géneros, abarcando principalmente poesía, además de narrativa, teatro, ensayo y periodismo.

(Algo más sobre esta poeta, del blog poesialaplata.blogspot.com.ar )
Ella, la que nos dijo: "a la poesía y a la muerte hay que merecerlas", nos dejó su mensaje: 

"Sólo habrá de salvarnos
al fin
la inexistencia.
Inexistencia
para el hombre
no para lo inexistente
Inexistencia
para un discurso de arcángeles
no para el silencio
de Dios."

http://poesialaplata.blogspot.com.ar/2013/07/la-dama-de-la-poesia-ana-emilia-lahitte.html

lunes, 6 de abril de 2015

¡ARRANCAMOS CON LOS CURSOS 2015... !

REFLEXIONES DEL ARRANQUE ARIANO-VERNAL 
(LIGADAS A PASCUAS Y A LA ESPECIAL LUNA LLENA ROJA CON ECLIPSE TOTAL)

Ya pasaron los feriados de marzo-abril. En mi caso personal y familiar ya estamos más serenos luego de la muerte de mi madre. Agradezco todo el apoyo recibido y la comprensión por estas semanas de duelo (que también sumaron al retraso en el arranque de los cursos).


UNA ASTROLOGÍA DEL SIGLO XXI Y DESDE EL HEMISFERIO SUR.
Es la propuesta para todos los grupos que coordino, incluso para el de (casi) principiantes. Es a la vez el nombre del grupo de investigación (para egresados) que arranca el viernes 17 de abril.

Los restantes cursos, cada uno en su horario, arrancan a partir del martes 7 de abril. A quienes ya se inscribieron, los esperamos; cada uno sabe su día y horario. Seguiré contestando algunos pedidos de inscripción para los grupos en los que aún tenemos cupo... De nuevo gracias por esperar, a los que ya me escribieron.

Como siempre, a los que necesiten datos de refuerzo, escríbanme por favor a olgaweynecursos@gmail.com


REFLEXIONES DEL ARRANQUE ARIANO-VERNAL (LIGADAS A PASCUAS Y A LA ESPECIAL LUNA LLENA ROJA CON ECLIPSE TOTAL) 
Aquí abajo les pongo los links a varios artículos que recientemente colgué en mi blog. Los usaremos en las primeras reuniones, sobre todo en los cursos para egresados. Pero es de lectura sugerida para todos, incluso los principiantes. Les agrego también al final un artículo sobre el centenario de la Teoría de la Relatividad, totalmente oportuno, creo, para esta propuesta nuestra.

¡cariños, nos vemos en pocos días!
Olga
----------------------------------------------------------
HACER CLIK PARA LEER:

CAÍN Y ABEL Y EL PATRÓN DEL ENEMIGO, en la carta y en la historia argentina contemporánea

http://oweyne.blogspot.com.ar/…/cain-y-abel-el-patron-del-e…

ECLIPSE TOTAL DE SOL EN EL EQUINOCCIO ARIANO-OTOÑAL DEL HEMISFERIO SUR
http://oweyne.blogspot.com.ar/…/eclipse-total-de-sol-y-equi…

LUNA LLENA EN LIBRA DEL MES DE ARIES, CON ECLIPSE TOTAL
http://oweyne.blogspot.com.ar/…/luna-llena-en-libra-del-mes…

LAS CUATRO LUNAS ROJAS DEL PERÍODO 2014- 2015 (PARTE UNO): ASTROLOGÍA, ECLIPSES Y PROFECÍAS APOCALÍPTICAS
http://oweyne.blogspot.com.ar/2015/04/las-cuatro-lunas-rojas-astrologia.html

LAS CUATRO LUNAS ROJAS DEL PERÍODO 2014- 2015 (PARTE DOS): (CREENCIAS, MITOS y TRANSFORMACIONES GEOPOLÍTICAS)
http://oweyne.blogspot.com.ar/…/las-cuatro-lunas-rojas-del-…

"INTERSTELLAR"-LA PELÍCULA- Y LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD DE EINSTEIN (a un siglo de su formulación) 
http://mysteryplanet.com.ar/…/kip-thorne-apuesto-por-la-ex…/


domingo, 5 de abril de 2015

LAS CUATRO LUNAS ROJAS DEL PERÍODO 2014- 2015 (PARTE DOS): ASTROLOGÍA, ECLIPSES Y PROFECÍAS APOCALÍPTICAS

DOMINGO DE PASCUAS DE RESURRECCIÓN: UN DÍA DESPUÉS DEL ECLIPSE 
DE LA 3ra LUNA ROJA


PARTE DOS (CREENCIAS, MITOS y TRANSFORMACIONES GEOPOLÍTICAS)

ECLIPSES Y KARMA PLANETARIO
La astrología tradicional, como vimos, considera a los eclipses lunares -básicamente a 
los totales- como altamente condicionantes, indicando que no hay en estas etapas 
“libre albedrío” como para elegir si queremos o no hacer esta revisión, sino que ésta se
presentará como obligatoria, a los individuos, a las naciones y al planeta entero.

En 2014 y 2015 hay dos juegos de eclipses lunares y solares que sucederán en o cerca 
de fechas de festividades judías y cristianas. Hubo eclipses lunares totales el 15 de 
abril y el 8 de octubre de 2014, el 4 de abril 2015 ocurrió el tercero y el 28 de setiembre 
de 2015 se dará el cuarto, como ya vimos en la primera parte de este artículo (1).
Lo que los hace asombrosos es que, en ambos años, los eclipses arianos de marzo 
ocurrirán en la Fiesta de la Pascua y los librianos de octubre en la Fiesta de los 
Tabernáculos, en el caso judío. En tanto los dos eclipses de marzo de ambos años 
caen a pocos días de las pascuas cristianas.

Cuando cuatro eclipses lunares son consecutivos, a eso se le llama una tétrada. 
Habrá otras seis -6- tétradas durante este Siglo 21, pero las actuales -las de los años 
2014 y 2015- son las únicas que sucederán en días de fiestas judías y cristianas. 
Sólo el último eclipse lunar total (el del 28 de setiembre de 2015) será visible en Israel, 
y parcialmente. Pero sí serán visibles en los EE UU. Cabe agregar que hubo muy
pocas tétradas de Lunas Rojas cayendo sobre estas festividades judeo-cristianas,
antes del siglo XXI. En las fuentes que cito al final se pueden consultar las efemérides al
respecto.

La lógica astronómica ubica a los eclipses solares a 15 días de los eclipses lunares así 
que, de nuevo, uno sucederá en la primavera y el otro en el otoño. El eclipse solar de la 
primavera en el hemisferio norte ocurrió en el primer día del año nuevo religioso de 
Israel (1 de Nisan) catorce días antes de la Pascua, y el del otoño sucederá el primer día
del año civil (1 de Tisri) seis meses después, que es el día de Rosh Hashanah, o la 
Fiesta de las Trompetas.

RESUMIENDO: 
Pascua judía: 15 de abril 2014- 1ª LUNA ROJA
Pascua cristiana: 20 de abril 2014
Fiesta de los Tabernáculos: 8 de octubre 2014- 2ª LUNA ROJA
Año Nuevo Judío: 20 de marzo 2015- ECLIPSE SOLAR TOTAL
Pascua   judía: 4 de abril 2015- 3ª LUNA ROJA
Rosh Hasana o fiesta de las Trompetas:13 de septiembre 2015- ECLIPSE SOLAR PARCIAL
Yon Kipur: 23 de septiembre 2015
Fiesta de los Tabernáculos: 28 de septiembre2015- 4ª LUNA DE SANGRE


¿QUÉ ARQUETIPOS MILENARIOS SE DISPARAN CUANDO HABLAMOS Y DIFUNDIMOS 
ESTE TIPO DE INFORMACIÓN EN MEDIO DE UNA "LUNACIÓN ROJA"?

Como vimos en la parte uno de este artículo, se trata de imágenes arquetípicas del 
acervo 
judeo-cristiano, ligadas al calendario lunar por el que se rigen las festividades 
religiosas 
del pueblo judío y las subsidiarias del mundo cristiano.


Y como también dijimos, ingresamos aquí en la lógica de las sincronicidades -o sea, 
la concurrencia de sucesos significativos no ligados por la secuencia causa/ efecto, no 
por lo menos en el corto o mediano plazo. 


Estos sucesos que "ocurrieron y están ocurriendo juntos" implican tres niveles. Son por 
un lado fenómenos astronómicos -los eclipses- por el otro lado eventos culturales -las 
fiestas religiosas del acervo judeo-cristiano. En este segundo artículo, quiero extenderme un poco 
más en el 3er nivel de análisis: el geopolítico y ligar las noticias de los últimos tiempos 
con sus resonancias arquetípicas.

Como bien sabemos, estas noticias son enormemente inquietantes y tienen por epicentro
el conflicto en Medio Oriente, del cual Israel y su historia ocupan desde el año 1948 el 
lugar central.


La principal noticia política del presente, en medio de la tercera Luna Roja de esta 
secuencia y en medio de la pascua judía y cristiana, es la firma de un acuerdo de 
trascendencia planetaria entre EE UU e Irán, para evitar el holocausto nuclear. Ahora bien: 
este acuerdo ha sido objetado por la derecha israelí y por otras fuerzas de derecha del 
resto del mundo (2).

Veamos qué lecturas podemos hacer de esta sincronicidad y qué lugar del "guión" 
arquetípico nos cabe (en lo personal así como desde nuestro lugar en el planeta: la 
Argentina).


CON QUÉ FRECUENCIA SE DAN ESTAS TÉTRADAS
Siguiendo las fuentes consultadas (3) e incluyendo los eclipses de 2014-2015, solamente 
habrá habido 13 tétradas en los últimos 500 años y de éstas solamente 2 han coincidido
anteriormente con fechas de fiestas judías. Una fue en 1949-50 (a un año de la 
fundación de Israel: 14 de mayo de 1948) y la otra en 1967-68 (en medio de la Guerra de
los Seis Días). De esos ocho eclipses lunares solamente el de abril de 1950 fue 
totalmente visible en Israel, otros cuatro fueron parcialmente visibles y el resto no 
fueron visibles del todo. Pero sí lo fueron, total o parcialmente, en los EE UU.

Cito casi textualmente las fuentes consultadas (3) que nos recuerdan:  
La tétrada de 1949-50 empezó un año después del renacimiento de Israel como nación, 
el 14 de mayo de 1948. La de 1967-68 empezó en abril, cerca de seis semanas antes de 
la Guerra de los Seis Días la cual finalizó con la reunificación de Jerusalén. La cercanía 
de estas ocurrencias como momentos clave en las fechas de la historia moderna de 
Israel ha hecho que algunos astrólogos consideren que la tétrada de 2014-15 será 
similarmente importante para este país.

Ahora, ya desde mi opinión personal, entiendo que el pacto nuclear fue la noticia más 
relacionada con este eclipse lunar total del 4 de abril de 2015 (2). 

Desde hace doce años se está intentando pactar con Irán la regulación de su 
política nuclear y desde 36 años que EE UU e Irán no mantienen relaciones diplomáticas
Han pasado 15 meses de negociaciones intensas en medio de las cuales creció el perfil
del premier moderado Hassan Rohani en Irán y fue reelecto el premier conservador 
Netanyahu en Israel (más los "aprietes" conservadores inauditos del Congreso 
republicano al presidente Obama). Recién en junio se sabrá si será refrendado 
este pacto por la mayoría republicana de los EE UU. Entretanto, Netanyahu afirma que 
la alternativa (puesto que su partido no cree en la "conversión" de Irán) es la guerra.

¿Dónde nos deja esto, a nivel planetario? Desde luego que ante la amenaza nuevamente 
de una guerra de aniquilación en el hemisferio norte, con sus previsibles tentáculos 
extendidos al resto del planeta.

LA CARTA DE ESTA 3RA LUNA ROJA (CALCULADA PARA BUENOS AIRES)
MUESTRA LOS SIGUIENTES TRÁNSITOS: 




Se pueden apreciar dos configuraciones poderosas y compensatorias en su significado.

1RA CONFIGURACIÓN:
Una T cuadrada entre la oposición Sol-Urano-Mercurio en Aries y la Luna en Libra,
ambas posiciones cuadrando a Plutón. Según la tradición astrológica, se trata de una
tensión que exige formas como desenlace. No es un acorde armónico, implica tensiones
y búsquedas de nuevos equilibrios a través de la acción. Sobre todo porque incluye la 
última cuadratura entre Urano y Plutón, del ciclo arrancado en 1965.

Puedo leer arquetípicamente esta configuración a través de la tensión de la Luna Llena
roja, entre Aries con sus tambores de guerra "libertarios" y Libra con su necesidad de
visualizar al "otro" y sus necesidades, parte ineludible de su tensión. Esta tensión
parece querer resolverse sólo a través de la plutoniano-capricorniana "muerte de la 
forma conocida". Entiendo esto como: muerte al arquetipo del enemigo a ultranza. 
Muerte a esta idea de aniquilación y exterminio, que desde el origen de la civilización 
occidental se ha escenificado en este lugar del planeta.

Vayamos a los mitos, puesto que estamos apostando a una lectura arquetípica. 
Recorramos los nombres principales de estos hechizos ligados al "patrón del enemigo", 
luego expandidos por todo occidente; recordando desde luego que por tratarse de 
arquetipos del inconsciente colectivo humano, también están presentes en las restantes 
culturas del planeta. La selección que propongo sólo atiende a la cadena cultural
de la cual somos sus penosos herederos.

IRÁN
Conviene recordar el poderío de Irán no sólo en lo político-militar sino también cultural 
y sus orígenes lejanos. Podemos remontarnos a las tribus nómades indo-europeas en 
su misterioso origen (allá por las estepas del Asia Central a las que Gurdieff viajó para
desentrañar parte de este misterio).  Hacia el 1400 AC se están trasladando hacia el sur
de Irán. 

IRAK (ENTRE EL TIGRIS Y EL ÉUFRATES)
Pero allí había otra civilización en auge: los asirios. Enormemente poderosos y crueles
en sus métodos de dominio y ocupación territorial. Aquí tenemos que hablar de la 
otra gran línea cultural de nuestros orígenes: en términos lingüísticos se trata de una 
cultura semita pero asentada en una zona del planeta arquetípica como pocas: la 
Mesopotamia de medio oriente. En sus orígenes culturales se ubican los súmeros y los 
caldeos, generadores de nuestra astrología actual occidental. 

ISRAEL
Tribus nómades semíticas luego devenidas tribus de Israel, irrumpen hacia la misma 
época, conocen la antigua Caldea y luego se asientan en la zona de Canaan pero
emigran a Egipto por la hambruna que asoló la región. Hacia el siglo XIII AC se rebelan y
retornan a Canaan liderados por Moisés, donde se establecen sus tribus y posterior
monarquía.

EL ARQUETIPO DEL ENEMIGO o DEL HERMANO OSCURO, EN LOS MITOS DE ESTAS
TRES CULTURAS QUE NOS ATAÑEN ... 
...teniendo en cuenta que siempre parten del distanciamiento fratricida entre dos 
hermanos varones, hijos de un dios patriarcal.

IRÁN
Ahura Mazda (la luz) vs Ariman (la oscuridad). Son hijos del dios Zurvan, "el Tiempo",
el último ser que existió en el vacío original. Los orígenes de la cultura iraní están 
asentados en el monoteísmo; sin embargo su dios no es el único, ya que hay un
dualismo implícito basado en la batalla entre el Bien y el Mal. El zoroastrismo iraní
ejerció una clara influencia en otras religiones como el judaísmo, el cristianismo y el
islam.

IRAK

Enlil (dios del aire) y Enki (dios de la Tierra). Son hijos de Anu, quien a su vez era hijo 
de los hermanos Anshar y Kishar, dioses del cielo y la tierra respectivamente. 
Enlil sustituyó a su padre al frente del consejo de los Anunnaki y esta decisión provocó
una disputa entre él y su hermanastro Enki, el señor de la tierra.

ISRAEL

Caín (hermano mayor) y Abel (hermano menor). Son hijos de Adán y Eva, y según el 
mito bíblico los primeros nacidos en la Tierra (puesto que sus padres provenían del 
Paraíso Terrenal, del que fueron desterrados por su desobediencia). Caín se dedicaba 
a la agricultura y Abel al pastoreo de animales y ambos presentaban sus ofrendas a 
Jehová, que prefirió las del hermano menor, llenando de celos fratricidas a Caín, quien 
mata a su hermano. Luego de esto es condenado a vagar por el mundo.

2DA CONFIGURACIÓN EN LA CARTA DE LA 3RA. LUNA ROJA :
Un gran Trino de Fuego entre la triple conjunción Sol-Urano-Mercurio, Saturno en 
Sagitario y Júpiter en Leo. Según la tradición astrológica, se trata de un acorde 
armónico supremo, dador de fluidez y de resolución de tensiones.

Aquí no interviene la polaridad entre el Sol y la Luna. El Sol ariano con su apuesta 
uraniana y mercurial, queda fluidamente balanceado por el latido de expansión 
jupiteriana y consolidación saturnina. El Sol y Júpiter son aquí las claves de esta 
circulación de fuego.

Puedo leer arquetípicamente esta configuración como la oportunidad de un renacimien-
to de la creatividad mental, ligada a la vitalidad de un nuevo ritmo o pulso, capacitado
para consolidar en nuevas creencias.

Superpuesto este gran trino a la tensión de la T cuadrada anterior, podríamos hipoteti-
zar que: si muere la forma conocida del arquetipo del enemigo -ligado al exterminio y la
aniquilación del "hermano oscuro"- pueda liberarse una enorme energía creativo-mental
que nos proporcione imágenes y creencias renovadas.

Volviendo a los mitos, puesto que seguimos apostando y confiando en una lectura 
arquetípica, se trataría de encontrar la fisura o punto de giro entre la luz y la sombra
del arquetipo del enemigo, para encontrar el canal por donde esa energía de fuego
renovadora pueda colarse.

Por tratarse de mitos patriarcales, estimo obvio reparar en la sombra de lo femenino 
yaciendo entre ellos. Lo femenino puede tener a su vez muchas caras mítico-
arquetípicas.

Propongo bucear en la relación entre la Luna y Venus puesto que la carta de la lunación
tiene a su vez una zona muy elocuente al respecto.


3ra ZONA SIGNIFICATIVA DE LA CARTA DE LA LUNACIÓN.
Venus en Tauro (en regencia)
Luna en Libra (regida por Venus).

Siguiendo con la apuesta de una significación arquetípica, es lógico centrar la 
búsqueda compensatoria de los mitos de la guerra fratricida, en la ausencia de un tipo 
de mediación de lo femenino. No se trata de diosas del vientre en el sentido patriarcal 
-puesto que aumentan con su progenie la polarización de la guerra- ni de las diosas del
erotismo incentivadoras de la competitividad del varón guerrero -que igualmente 
polarizan y ahondan la ceguera y distancia entre los hermanos fratricidas.

¿Qué tipo de femenino, esto es, de mito o imagen arquetípica buscamos?
En mi opinión, las que ya están presentes en todos estos antiguos mitos, sólo que 
escondidas como la letra chica, como las líneas menores del guión. Pero a la larga, 
como las determinantes cada vez que la obra teatral se ejecuta y tiende a su repetición.

Luna en Libra es una Gea abierta y primigenia: es la que aceptaba recibir a Urano como
amante fogoso y creativo. Hasta que no supo cómo cuidar a su progenie y debió
inclinar su pedido de apoyo a uno de sus hijos favoritos (Cronos, Saturno, el tiempo), 
dando origen a la dualidad: la más dolorosa fisura por la cual se disipó el erotismo 
creador en las formas terrestres.

Venus en Tauro es la Venus terrenal: la que buscó quedarse en el planeta para reconec-
tar a la madre Gea con su erotismo perdido. En el mito griego originario, nace de la
castración de Urano por parte de Saturno: nace del deseo y a la vez de la imposibilidad
de su consumación. Es recogida por Neptuno y llevada a su templo terrestre hasta que
las condiciones del mundo hagan propicio de nuevo su aparición.

Diosas del fuego, iniciadoras sexuales, sabias conductoras del deseo y a la vez de la
fertilidad: no hay pocas. El tema es que sus voces fueron acalladas y que sus mitos se
resolvieron en apoyaturas para la polarización.

En la zona geopolítica que hoy nos ocupa, hay una deidad del mundo mítico semita que
sintetiza varios de estos malentendidos: LILITH. Renaciente a principios del siglo XX
por medio de las primeras feministas, hoy nos ofrece un gran número de significaciones
renovadas (4).

Probablemente fuera una derivación de la mítica ISHTAR o ASTARTÉ, del mundo 
mesopotámico (5): cubierta asimismo por la confusión de su poderoso mito oscuro 
(Inanna sería su versión más conocida). La Afrodita griega se nutre de muchos 
de sus atributos (6). 

ALGUNAS REFLEXIONES FINALES (Y DESDE LUEGO PARCIALES Y PROVISORIAS)
Creo que la lectura mítico-arquetípica de esta lunación nos permite un avance optimista
y estimulante por un lado. Pero a la vez nos informa sobre la lentitud de este proceso 
de deconstrucción milenaria.

No parece posible en el corto plazo -quizá tampoco en el mediano- imaginar un 
acercamiento comprensivo entre estos pares de dioses-hermanos enfrentados a
muerte. La intervención de las diosas del vientre y del erotismo, lejos de acercarlos
o de calmar la furia testosterónica extrema, aumentó históricamente la distancia
derivada en cataclismos.

Para que Gea y Venus vuelvan a encontrarse, para que Eva y Lilith a su vez lo hagan 
(o Inanna con su hermana doliente Ereshkigal), parece faltar un tramo largo. Quizá el
gran trino de fuego tenga algo para decirnos, ya que atañe a ambos sexos por igual.

El fuego ariano, uraniano y mercurial (el ímpetu, la creatividad, la mente) fueron 
atributos masculinos privativos, ajenos al mundo femenino hasta hace poco. Está
claro que el cambio se acelera, pero indudablemente aún no está a punto. Las primeras
mujeres en asumir este fuego fueron las amazonas -las feministas, las sufragistas, en
el presente las empresarias, las políticas o las deportistas- pero dejaron por el camino 
parte de esa tierra taurina que Venus requiere, así como el equilibrio moderador y 
amoroso que libra le proporciona. Esa síntesis aún no se consolidó en los psiquismos 
femeninos, pero de cualquier manera comienza a vislumbrarse (7).

Estimo que hasta ese momento, las trincheras del mundo patriarcal seguirán
polarizadas, habitadas tanto por varones como por mujeres dolientes. O sea, todos
nosotros.

Estas lunas rojas (y aún falta una, en setiembre de este año 2015) nos pueden estar
trayendo oportunidades de limpieza emocional, pero como en los establos de Augias,
es tanto el estiércol que tenemos que limpiar que no alcanzan por ahora las aguas
benditas del planeta.

Las profecías antiguas amaban intercalar la figura de la "expiación": limpieza de los
pecados a través del dolor colectivo. No parece posible frenar la carrera armamentista
irracional a través de pactos -nucleares, económicos o de cualquier otro tipo. Qué 
hacer entonces para renovar este gesto arquetípico, para reeemplazarlo por otra
alternativa.

Muchos de nosotros suponemos que hay una fuerza psíquica colectiva capaz de
dar vuelta la trama milenaria y que eso ya está ocurriendo. Se trata de dar cabida en
los guiones arcaicos a esas voces silenciadas, en principio femeninas. Pero también
masculinas sensibles o portadoras de mensajes racionales de otro tipo.

Invocar los momentos en los cuales "en el cielo" se dibujan estos guiones o partituras,
es un recurso del arte del espíritu humano. Poner en resonancia los mitos antiguos
junto con esos acordes implica volver a cantar las antiguas canciones con nuevas
voces. Esos coros del alma humana ascienden y provocan cambios ineludibles, pero
piden tiempo para su afinación.

En esos coros renovados habitan, con sus propios mitos a cuestas, las culturas de las
distintas zonas y dentro de ellas los diversos países. No se trata de retrotraernos
a un nacionalismo cerrado y antiguo, que terminó ya como fase histórica en todas las
regiones del mundo. Sí se trata de leer a partir de nuestros lugares de arraigo, sólo
como puntos de partida, esos mitos de validez universal. Y resolvernos entre todos a 
leerlos de manera renovada: dando espacio a más voces, actores, iluminación y 
escenografía.

La Argentina, como cualquier otro país del mundo, tiene también su parte en el gran
guión del planeta. Podemos reflexionar también sobre esta etapa actual nuestra: 
muchos indicios se nos están mostrando como para empezar a ser, aunque sea de a 
poco, intérpretes algo más afinados de nuestra propia partitura.

Ofrezco en otro artículo que acá abajo les linkeo, algunas reflexiones ligadas a este 
lugar del mundo -el nuestro. Podríamos de hecho empezar con indicios desde la 
primera Luna Roja (la del 15 de abril de 2014).

En la carta de la Argentina este eclipse tocó a través de la oposición Luna/Sol nada más
y nada menos que el eje del Ascendente libriano y la casa VII ariana. O sea: el destino 
del vínculo de un país que aún no aprendió a espejarse en el "otro" -interno ni externo- 
que lo constituye como sujeto vincular. 


Pero creo que la lunación acuariana del 2015 -previa al equinoccio- fue la que más 
material nos ofreció para sumergirnos en nuestro propio mito doloroso e irredento: 
Caín y Abel. Ocurrió en medio del desborde por el caso Nisman, que coloca a la 
Argentina en el cruce geopolítico de Irán, Israel y los EE UU.
Aquí la ofrezco para su lectura y como un aporte también al momento actual, en esta 
secuencia de Lunas Rojas que -ojalá- nos proporcionen una luz diferente en el camino.

CAÍN Y ABEL Y EL PATRÓN DEL ENEMIGO (hacer clik)
http://oweyne.blogspot.com.ar/2015/02/cain-y-abel-el-patron-del-enemigo.html

Hasta la próxima, que hayamos tenido unas muy felices Pascuas.
Bendiciones para todos
OW- Buenos Aires (CABA), 5 de abril de 2015
-------------------------------------------------------------------------------------------

NOTAS Y FUENTES RELACIONADAS 
(3) ALGUNAS FUENTES EN RELACIÓN A LAS TÉTRADAS DE LUNAS ROJAS
http://los-grandes-misterios-de-yhwh.weebly.com/lunas-de-sangre-en-el-2014-y-2015.html

http://ministeriofiladelfia7.blogspot.com.ar/2013/08/la-ultima-luna-roja-y-eclipse-solar-del.html

https://www.youtube.com/watch?v=52DaeQphwbc

https://www.youtube.com/watch?v=rkcnSKH30Cs

(4) LILITH, la Luna Negra. La Guardiana del Arbol de la Vida. Red LunaVenus (cuadernillos
para uso interno de los seminarios femeninos).
(5) ISHTAR, la Diosa del Renacimiento Femenino. Red LunaVenus (cuadernillos para uso 
interno de los seminarios femeninos).
(6) VENUS, la Diosa del amor, el erotismo y la belleza (cuadernillos para uso interno de los 
seminarios femeninos).
(7) El núcleo taurino en la carta de Cristina F. de Kirchner es muy fuerte, y Venus en Tauro de esta
Luna Roja cae sobre él. Considero que Cristina aúna en gran medida los arquetipos lunares con los
venusinos (además de su obvia identificación guerrera a través de su Marte en Aries).